Marruecos-Israel-EEUU, intereses y política versus legalidad y derecho

Washington, 08 Febrero de 2020. -(ECSAHARAUI)

Por Taleb Alisalem/ECS actualización

EEUU – Israel


Se conoce que Israel es el socio privilegiado y el fiel amigo de los Estados Unidos de América. Este pequeño estado situado en Oriente Medio se proclamó el 14 de mayo de 1948 instalándose en tierra sagrada para las principales religiones y apropiándose, en un gesto de dudosa legalidad, de un territorio que pertenece al pueblo Palestino que reclamaba su independencia del colonialismo británico. La creación de un Estado Israelí no solo beneficiaba al pueblo judío que, por fin, tendría lo que siempre soñó; Un estado propio, sino que abría la puerta a la instalación de una potencia económica y militar de suma importancia estratégica para un occidente que veía que su presencia física en la zona se reducía de forma acelerada.

Israel empezó a funcionar como estado con el apoyo incondicional y en todos los ámbitos por parte de su mentor, el Reino Unido y por otro lado su padrino, el gran Estados Unidos. Esto es lo que llevó a la consolidación de un estado que ha sabido imponer su existencia y salir ileso de todas las guerras y enfrentamientos con sus vecinos, la apuesta del gigante americano por Israel como su principal aliado en la zona, fue crucial para la existencia y, hasta cierto punto, éxito de este estado considerado ilegal y acusado de genocidio contra el pueblo palestino por parte de organizaciones de derechos humanos.

El estado sionista se convirtió en un apoyo imprescindible para los Estados Unidos hecho que junto al poder adquisitivo de los judío Americanos hizo que el pequeño Israel tenga un poder incalculable en la toma de decisión política en EEUU. Su influencia en las elecciones de este país es muy tenida en cuenta, la alianza con los judíos americanos y el apoyo de Israel se ha convierte casi en requisito indispensable para llegar a la Casa Blanca por parte de los candidatos a la presidencia de la primera potencia mundial, y no, Trump no es la excepción.

Desde la llegada de Trump al poder la política Exterior de los Estados Unidos dio un importante giro que desconcertó a los aliados europeos, revolucinó a los amigos del golfo y castigó a los que Trump calificaba de ‘Enemy of the People’ (enemigos de la gente) o “enemigos” de America. Pero Trump sorprendió con un apoyo inimaginable al estado de Israel al saltarse la legalidad internacional y los acuerdos de paz, tanto entre palestina e Israel como de este último con el resto de sus vecinos, y declarar de forma oficial que Jerusalen (Al Quds) es oficialmente capital de Israel, a sabiendas de que Al Quds se considera una ciudad sagrada para los musulmanes, especialmente los árabes ya que la mezquita de Al Quds que ilumina la ciudad con su cúpula dorada es el lugar donde rezó Mahoma y donde desde hace miles de años los musulmanes hicieron parte de su patrimonio histórico.

Esto nos da una clara imagen de la estrecha relación que existe entre la administración Trump e Israel y la influencia que este pequeño estado tiene sobre el presidente de los Estados Unidos.

Trump también presentó lo que se conoce como “acuerdo del siglo” para, supuestamente, solucionar el conflicto palestino-israelí pero tanto las autoridades Palestinas como los países que los apoyan rechazaron tajantemente este plan ya que lo consideran mano y obra de Israel, único beneficiado de este plan.

Israel por su parte, inició sus esfuerzos para buscar apoyo a este plan entre los países árabes y por muy sorprendente que parezca, algunos países accedieron, no por amor a Israel sino por temor a a la furia de Trump. Este tímido apoyo de algunos países árabes se ha materializado en reuniones clandestinas con algunos lideres de países del golfo y no tan clandestinas en el caso de Oman, ya que el Sultán de Omán recibió al presidente Israelí Netanyahu y su esposa en palacio real y frente a las cámaras, al dia siguiente invitó al presidente Palestino al mismo palacio por miedo a la furia popular ya que la calle árabe es pro-palestina ante todo.

Marruecos - Israel

Marruecos por su lado, lleva mucho tiempo intentando entablar una relación directa con la administración Trump que se materialice en un encuentro entre el Rey Mohamed VI y el presidente Donald Trump, pero todos los intentos fueron en vano ya que el Presidente Trump guarda un especial rencor al Reino Marroquí por su apoyo con al rededor de 2 millones de dólares a Hillary Clinton que fue la principal rival de Donald Trump en la carrera a la presidencia, y como Trump no olvida ni perdona, Mohamed VI todavía no ha podido encontrarse con el jefe de La Casa Blanca.

Es muy evidente la sed del Reino de Marruecos por un plan al estilo “acuerdo del siglo” que se salté la legalidad internacional y le otorgue la soberanía sobre el Sahara Occidental, sueñan con que Trump les dé aquello que de algún modo le esta dando a Israel: un apoyo incondicional para legitimar su ocupación.

Es por ello que el Reino de Mohamed VI esta dispuesto a pagar cualquier precio, hecho que lo llevo a abrir un canal de contacto directo con el gobierno y servicios secretos de Israel para darle al estado Israelí ese apoyo arabe que tanto busca a cambio de una mediación por parte del estado judió ante EEUU para que esta reconozca la soberanía de Marruecos sobre los territorios Saharauis que ocupa de forma Ilegal. Hasta el momento no se han filtrado mas datos al respecto de estos contactos entre Marruecos e Israel por un lado, e Israel y EEUU por otro en relación al Sahara Occidental.

Legalidad Internacional y derecho

Lo que está claro es que los presidentes van y vienen, las políticas cambian y los estados también pero lo que nunca cambia ni debe cambiar, lo que permanece es la historia, la legalidad y el derecho de los pueblos. Aquí algunas paradas impotentes que a lo largo de la historia han ido avalando y blindando el derecho inamovible del pueblo Saharaui a extender su soberanía sobre todo su territorio:

* 16/10/1975.- El Tribunal Internacional de la Haya emite un dictamen en la que no se reconoce ningún tipo de vínculo de soberanía entre Marruecos y el Sahara Occidental.

* 18/12/75 .- La ONU condena con la resolución 3458 la invasión de Marruecos y Mauritania, por 84 votos a favor, 45 abstenciones y ningún voto en contra.
* 26/02/76 .- La ONU considera potencias invasoras a Marruecos y Mauritania.

* 13/12/78 .- Primera resolución de la ONU, reconociendo al Frente Polisario y la soberanía del pueblo saharaui
* 21/11/78 .- Resolución 34/37 de la ONU, donde se reafirma el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia. Se exige la retirada de las fuerzas de ocupación y el respeto a la integridad territorial y a la soberanía de su población.

* Enero de 1980 .- El tribunal Permanente de los Pueblos, emite una sentencia que apoya la independencia saharaui y se condena la invasión marroquí.
* 11/11/80 .- Resolución de la ONU, la 35/19, donde se repite sustancialmente la del año anterior.

* 22/02/82 .- La RASD es admitida por el consejo de ministros de la OUA como organización que lucha por su independencia.

* 7/12/82 .- La ONU adopta la resolución 104 de la OUA y se pide la adopción de las medidas necesarias para la participación de la ONU en la organización de un referéndum.

* 15/11/84 .- La República Arabe Saharauis Democrática es admitida en la Union Africana con estado miembro.
* 2/12/85 .- la resolución 40/50 de la ONU insiste en las mismas posturas anteriores.

* 15/03/89 .- El Parlamento Europeo adopta una resolución en la cual se afirma que el Sahara es un problema de descolonización que se ha de resolver sobre la base del derecho inalienable a la autodeterminación y a la independencia. Y se reitera la adhesión a las resoluciones de la ONU de 1985, 87, 88 y a la 104 de OUA.

* 29/06/90 .- El Secretario General de la ONU, hace público el plan para el referéndum del Sahara.

* 29/04/91 .- Se acuerda el plan de paz en la ONU, con el consenso de las dos partes en conflicto.

Estas son solo algunas de las paradas que podríamos mencionar entre otras muchas, por lo que ni Trump, ni Israel ni todas las potencias económicas y políticas juntas pueden darle a Marruecos la legitimidad sobre el Sahara Occidental, una legalidad que no se ha conseguido en 45 años, no se conseguirá en 5 días ya sea por intermediación israelí o por orden del mismísimo Trump.

Por lo que lo grave no es la “concesión de legalidades” por parte de EEUU, sino el saltarse la legalidad internacional y el derecho reconocido por la Asamblea general, por las Naciones Unidad, reiterado por el consejo de seguridad y las cortes Europeas, todos estos organismos tomados individualmente suponen un peso de suma importancia que solo se rige por derecho y decreto, lejos de cualquier otro tipo de interés, pero si tomamos todos estos organismos en su conjunto suponen una clara evidencia de que la presencia de Marruecos en el territorios del Sahara Occidental supone una ocupación militar en toda regla y que lo único que falta para solucionar este conflicto es una voluntad política real por parte de estos organismos y las principales potencias.

El tema no es la búsqueda desesperada por parte de Marruecos a una legitimación sobre el territorio Saharaui, ese intento, aunque se llegue a materializarse, esta condenado al fracaso. El tema es aplicar la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU que dejan claro que la presencia de Marruecos en el Sahara Occidental es en forma de fuerza ocupante y que viola todas las leyes los reglamentos que rigen el respeto a la soberanía de los pueblos.

Publicar un comentario

0 Comentarios