Los líderes africanos acordaron "silenciar las armas" y poner fin a todas las crisis y conflictos en África

Addis Abeba, 10 Febrero de 2020. -(ECSAHARAUI)

Por Lehbib Abdelhay/ECS actualización


Los líderes de los países africanos miembros de la Unión Africana se reunieron, domingo y lunes, en Etiopía con el objetivo declarado de trabajar para la resolución de los conflictos en el continente, incluido el del Sáhara Occidental.

La cumbre anual de la Unión Africana (UA) se inauguró el domingo 9 de febrero en Addis Abeba para acabar con los conflictos en el continente, así como la ambición declarada de la organización de pesar cada vez más vista de su resolución.

Después de varias cumbres en las cuales las reformas de la UA, especialmente su financiamiento, y la implementación de medidas como la Zona de Libre Comercio Continental (Zleca) ocuparon un lugar central, los debates se centraron en el Conflictos africanos, como lo demuestra el tema de la reunión continental: "Silenciar armas".

Refiriéndose al "terrorismo, conflictos intercomunitarios y crisis pre y post electorales", el Presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki, habló sobre la variedad de problemas que enfrenta África. Faki recordó que, si bien la UA recientemente ha permitido avanzar la paz en la República Centroafricana y en Sudán, persisten muchos conflictos, Libia y Sudán del Sur a la cabeza, mientras que otros han nacido, especialmente en Mozambique y Camerún.

Llamando a combinar la acción militar con la lucha contra las "causas fundamentales" de los conflictos, como la pobreza o la exclusión, Moussa Faki se hizo eco del deseo de la UA de ocupar un papel más importante en la resolución de los conflictos del continente.

"Centraremos nuestro trabajo en la resolución de conflictos"

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, que sucedió el domingo al egipcio Abdel Fattah al-Sissi, asumió la presidencia de la Unión Africana durante un año, confirmó la dirección de su acción y convocó una cumbre especial para el mes de mayo, sobre resolución de conflictos, pero también sobre la implementación del Zleca.

"Centraremos nuestro trabajo en la resolución de conflictos", dijo Cyril Ramaphosa, cuyo sucesor en 2021 al frente de la UA será el presidente congoleño, Félix Tshisekedi.

El sábado por la noche, luego de la mediación del vicepresidente sudafricano Davidi Mabuza, Cyril Ramaphosa se reunió por separado con el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde Riek Machar, para dar un nuevo impulso al diálogo.

En el archivo libio, gestionado principalmente por la ONU y en el que la UA recientemente se quejó de haber sido "sistemáticamente (...) ignorada", las filas africanas se han intensificado en torno a la iniciativa de un foro de reconciliación propuesto a fines de enero en una cumbre organizada por el comité de la UA sobre Libia.

Antonio Guterres presente en la cumbre de la UA

Una iniciativa apoyada por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, presente en Addis Abeba, quien afirmó que entendió el sábado la "frustración" de la UA, hasta ahora "marginada" en el caso libio.

Después de pedir el sábado un mayor papel para la UA, el secretario general de la ONU aseguró el domingo que se ha establecido un "nuevo marco de cooperación" entre la UA y la ONU para el caso libio.

A solocitud de Guterres posiblemente para que el Frente Polisario firmara el acuerdo sobre "Silenciar Las Armas en África", el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Gali, se ha reunido con el Secretario General de las Naciones Unidas como parte de las consultas oficiales entre las autoridades saharauis y la organización internacional, según recoge SPS.

El mandatario saharaui ha aprovechado la ocasión y ha traslado al máximo responsable de la ONU, durante la reunión celebrada en el marco de la 33 Cumbre de Jefes de Estado de la Unión Africana, la firme posición del Frente Polisario respecto al proceso de paz auspiciado por la ONU en el Sahara occidental, resaltando que el pueblo saharaui ha perdido su confianza en la ONU y en su misión desplegada en el territorio para poner fin al proceso de descolonización.


Entre la disensión interna y la insuficiencia de fondos para las misiones de mantenimiento de la paz, la UA tendrá mucho que hacer para convertirse en un actor importante en la resolución de conflictos.

Como tal, el International Crisis Group (ICG), el grupo de expertos de la UA, debe incluir en sus prioridades la finalización de un acuerdo con la ONU para que este último financie hasta el 75% de sus misiones para mantener lo aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Un caso que Antonio Guterres habló con la UA el domingo. Las misiones africanas de mantenimiento de la paz deben "tener un financiamiento predecible garantizado por contribuciones obligatorias", dijo.

Debido a que el desafío de la paz es alto para África, en un momento en que la UA está multiplicando iniciativas para el desarrollo económico del continente o para combatir la violencia contra las mujeres, recordó Cyril Ramaphosa, de acuerdo con quienes estos objetivos pasar por la paz.

Publicar un comentario

0 Comentarios