¿Cederá trump ante las presiones de Netanyahu reconociendo Washington la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental?

● ¿Segundo "Acuerdo Tripartito" para consolidar la ocupación del Sáhara Occidental?




Madrid, 06 Febrero de 2020.-(ECSAHARAUI)

Por Lehbib Abdelhay/ ECS actualización



El plan "de Paz" (Acuerdo del Siglo) del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, probablemente sea un mero reflejo del nuevo equilibrio de poder en la región. Y posiblemente también el heraldo desalmado que anuncia que las substanciosas propuestas de paz, de israelíes y norteamericanos, que rechazaron los palestinos en el pasado; ya no volverán.




La prensa estadounidense e israelí se hacen eco del acuerdo tripartito entre Washington, Rabat y Tel Aviv que supondría el reconocimiento por parte de EE.UU de soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, una antigua colonia española situada en África occidental rica en minerales, petróleo y pesca. Marruecos, el aliado árabe más antiguo de Estados Unidos, ocupa el territorio del Sáhara Occidental desde 1975, el año que España abandonó el territorio cediendo el paso a Marruecos y Mauritania.

El primer ministro israelí hace todo lo posible para obtener el reconocimiento por parte de Washington de soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental a cambio de la restauración de las relaciones entre el reino e Israel.

Según un informe de Ravid publicado en Axios y TV13, los contactos entre Israel y Marruecos comenzaron a ponerse más serios después de una reunión secreta entre Netanyahu con el ministro de Relaciones Exteriores marroquí, Nasser Bourita, al margen de la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2018. Esa reunión fue el resultado de un canal posterior establecido entre Bourita y el asesor de seguridad nacional de Netanyahu, Meir Ben-Shabbat, con la ayuda del empresario judío-marroquí Yariv Elbaz.

Israel pide formalmente a Estados Unidos establecer un consulado en el Sáhara Occidental

Israel le pidió formalmente a Estados Unidos establecer una representación diplomática- un consulado- en el Sáhara Occidental para que Tel Aviv establezca lazos diplomáticos con la nación del norte de África, dijo un funcionario israelí según adelantó el diario estadounidense Bloomberg. Una medida que reforzaría tanto el reclamo territorial de Marruecos como la candidatura de reelección del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Según la misma fuente, el lobbie estadounidense encargado del esfuerzo israelí recomendó a Marruecos intensifican sus esfuerzos diplomáticos y convencer a otros países africanos a establecer misiones diplomáticas en el Sáhara Occidental. También entra en el acuerdo, como una condición necesaria, delimitar las fronteras, marítimas, del territorio y declararlas como "fronteras marroquíes". España sabía del asunto marroco-israelí y su papel consiste en no entorpecer la operación

Si bien el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, podría señalar esa medida como evidencia de su perspicacia diplomática mientras lucha por mantener su triunfo en las elecciones del próximo mes. La oficina de Netanyahu, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos y la Embajada de los Estados Unidos en Rabat continúan con la operación.

El canal 13 de televisión de Israel informó el lunes que Netanyahu está presionando a la administración Trump para que Estados Unidos reconozca soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. El ex asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, se opuso firmamente a la ofensiva de Netanyahu, pero el primer ministro israelí ha planteado de nuevo, y seriamente, el asunto, sin recibir hasta la fecha una respuesta oficial de la parte americana, afirma la prensa israelí.

Marruecos cierra un acuerdo militar con Israel para la adquisición de drones

El digital francés "Intelligence Online" informó el pasado mes de enero que el ejército marroquí recibió tres drones de reconocimiento tipo Heron fabricados por Israel y vendidos a través de la mediación de Francia. El ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, declinó hacer comentarios ante el Parlamento marroquí sobre las revelaciones de Axios y, en respuesta a las críticas sobre un posible estrechamiento de lazos con Israel, respondió que la prioridad nacional de Marruecos es el Sahara Occidental y no Palestina, según informó la prensa local marroquí. "No deberíamos ser más palestinos que los propios palestinos", declaró Bourita según recoge Lakome.

Los líderes palestinos han hecho campaña para aislar a Israel y han observado con cautela cómo han mejorado sus lazos con los estados árabes y musulmanes. Las naciones árabes se mostraron tibias en su oposición al Acuerdo del Siglo de Medio Oriente de la administración Trump presentado la semana pasada, que va más allá de las propuestas anteriores de EE. UU para favorecer las demandas de Israel, incluido anexar el territorio ocupado en Cisjordania, el corazón de la esperanza de los palestinos.

Marruecos recurre a países microscópicos africanos para establecer una base que sirve de pretexto para los americanos


En las últimas semanas, cinco países africanos microscópicos han abierto sus perspectivos consulados en las partes ocupadas por Marruecos del rico Sáhara Occidental. Los medios estatales marroquíes elogiaron el hecho como una afirmación de la soberanía de Rabat sobre la región.

Netanyahu, que no ha podido formar un gobierno después de dos elecciones consecutivas el año pasado, está trabajando duro para distinguirse del rival Benny Gantz, un ex jefe militar y recién proclamado político con casi ninguna experiencia diplomática. Con las próximas elecciones del 2 de marzo, Netanyahu ha estado revoloteando en todo el mundo reuniéndose con líderes mundiales, incluidos los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin. Esta semana voló a Uganda, donde discutió sobre la apertura de embajadas con el presidente Yoweri Museveni, y sostuvo una reunión secreta con el jefe del gobierno de transición de Sudán, quien acordó trabajar para establecer lazos diplomáticos con Israel.

Sin embargo, la campaña del líder israelí para normalizar las relaciones con los estados de mayoría árabe y musulmana no es nueva. Netanyahu ha estado trabajando durante años para normalizar las relaciones, tratando de crear frentes conjuntos contra el extremismo islámico. Las relaciones con Marruecos nunca fueron tan hostiles como con otros países árabes, y en los últimos años ha habido informes en la prensa israelí de oberturas diplomáticas.

Marruecos desempeñó un papel discreto en la intermediación de las primeras conversaciones de paz entre árabes e israelíes en la década de 1990 bajo el difunto rey Hassan II. Si bien Rabat suspendió los contactos diplomáticos con Israel hace dos décadas al comienzo del levantamiento palestino, Israel tiene una gran comunidad de ciudadanos de ascendencia marroquí, y el turismo israelí a Marruecos está permitido, aunque no hay vuelos directos entre Tel Aviv y Rabat. Estos vínculos culturales podrían significar un gran potencial para los negocios y el comercio, especialmente en turismo, agronegocios y seguridad.

Publicar un comentario

0 Comentarios