Bamako busca contactar a dos líderes de grupos terroristas de Malí para establecer la paz

Bamako, 25 Enero de 2020.-(ECSAHARAUI)




Por Lehbib Abdelhay /ECS actualización.


El Alto Representante del Presidente de Malí Ibrahim Boubacar Keïta para el Centro y ex presidente interino del país, Dioncounda Traoré, aseguró que ha ordenado a los emisarios que se comuniquen con dos grupos terroristas afincados en el norte de Malí, según informa la prensa del país.




La información se reveló ahora, pero ahora sabemos que, discretamente, hace cuatro meses, Dioncounda Traoré ordenó a personalidades que vinieron a ofrecer sus servicios como intermediarios para dialogar con los grupos armados responsables de los ataques terroristas.

Y en ausencia de retorno, el Alto Representante del Presidente para el Centro decidió, hace unas semanas, despedir a nuevos emisarios. Incluso dice que está listo para mandar a otros si es necesario.

Este enfoque, que fue revelado este jueves, por supuesto está validado por la presidencia maliense. El objetivo es establecer contacto directo para ver si es posible un diálogo, en particular con dos jefes: Iyad Ag Ghali y Amadou Koufa.

Dioncounda Traoré conoce bien a Iyad Ag Ghali, de GSIM, el Grupo de Apoyo para el Islam y los Musulmanes. De hecho, estaba en el gobierno a principios de la década de 1990, cuando estalló la rebelión tuareg con Iyad Ag Ghali a la cabeza. Sin embargo, los dos hombres no se han visto en una década más o menos.

El segundo jefe con el que Bamako quiere dialogar es Amadou Koufa, es el líder del Frente de Liberación de Macina, que desde 2015 ha desestabilizado el centro de Mali.

Sin contacto con EIGS

Sin embargo, por el momento, no se han tomado medidas hacia Abu Walid al-Sahraoui, jefe del Estado Islámico en el Gran Sahara. Dioncounda Traoré, sin embargo, dijo que no descarta entablar diálogo con este grupo respaldado por Marruecos y Francia.

Este es un cambio para Dioncounda Traoré, quien en los últimos años se ha opuesto bastante al diálogo con estos grupos armados. Pero, él mismo lo reconoce, fue otro período: "Si hoy podemos salvar incluso una sola muerte, debemos tratar de dialogar", afirma. Es el primer paso y no es el más fácil. Iyad Ag Ghali y Amadou Koufa sospechan porque saben que son buscados y visiblemente temen estar atrapados.

"Soy muy reservado sobre esta cuestión, pero al mismo tiempo la abrumadora mayoría de los malienses piensan que al hablar con los terroristas podemos encontrar una solución. Entonces, la iniciativa del Alto Representante del Jefe de Estado para el Centro es una iniciativa que responde a un deseo que hoy es mayoritario en Malí. Creo que no será efectivo, pero tenemos que comenzar, aunque solo sea para mostrar a nuestras poblaciones que las afirmaciones de estos grupos terroristas no pueden satisfacerse en el marco de un estado secular, un Estado organizado, un estado donde los ciudadanos tienen la libertad, democracia. Hemos alcanzado el nivel donde es inevitable. Entonces, debemos abrir esta posibilidad, debemos reventar el absceso y luego hacer balance en Mali" argumentó Traoré.

Un anuncio que respalda los intentos de mediación anteriores.

Hasta ahora y oficialmente, Bamako ha rechazado cualquier diálogo con los terroristas, incluso si no oficialmente, ya se habían iniciado intentos de mediación. Primero, surgió la iniciativa de Adama Coulibaly, presidente de Faso Dambé Ton, una asociación de la sociedad civil. Afirma haberse encontrado con Amadou Koufa, el jefe de Katiba Macina en el verano de 2019, con el apoyo implícito del Ministerio de Reconciliación.




También hay una mediación iniciada por el abogado Hassan Barry, quien también se acercó a Kouffa. "Las discusiones fueron perfectamente enmarcadas y conocidas por las más altas autoridades del Estado", escribió el abogado en un comunicado a finales de noviembre.

Sin embargo, hasta esta oficialización realizada por Dioncounda Traore, el Alto Representante del Jefe de Estado para el centro, Bamako rechazó cualquier negociación con los yihadistas. En línea con los socios occidentales en Mali y las autoridades francesas que siempre se han opuesto firmemente para mantener el caos en el país y asi podrá seguir expoliando sus recursos naturales.

Esta mano extendida para iniciar un diálogo está dirigida a los líderes de GSIM, el Grupo de Apoyo para el Islam y los musulmanes. Queda por ver si ayudará a pacificar el área. Porque desde hace varios meses, se ha hablado de otro grupo yihadista. ISIS en el Gran Sahara se ha atribuido la responsabilidad de varios ataques en las tres áreas fronterizas.

Publicar un comentario

0 Comentarios