Señor Borrell, el único riesgo que amenaza a los campamentos saharauis es el abandono, el exilio y la ocupación.

Madrid, 29 Noviembre de 2019.- (ECSaharaui)







Redacción Lehbib Abdelhay/ECS




La única amenaza persistente en los campamentos de refugiados saharauis es; el abandono por parte de los diferentes gobiernos de España, el exilio, la ocupación y los atentados contra la lucha de este pueblo que lleva 45 años exiliado en el desierto argelino tras el abandono español y la ocupación marroquí del territorio del Sáhara Occidental en 1975.







El Gobierno español, aliado de Marruecos, decidió proponer el llamado Acuerdo Tripartito de Madrid, firmado el 14/11/1975. Por este acuerdo, España llevó a cabo la liquidación efectiva de su administración en dicho territorio mediante la transferencia ilegal de una administración temporal tripartita a favor de España, Marruecos y Mauritania. 


En este acuerdo no se transmitió la soberanía sobre el Sáhara ni se confirió a ninguno de los tres signatarios la condición de potencia administradora, condición que España, por sí sola, no podía transferir unilateralmente, ya que, según el Derecho Internacional y para la ONU, una potencia administradora no puede abandonar unilateralmente sus responsabilidades en un territorio no autónomo.

Precisamente por eso, España, señor Borrell ..., debe exigir que se materialice ya un referéndum de autodeterminación del territorio, condenando cualquier atentado al bienestar de una población sobre la que la Carta de las Naciones Unidas le hace responsable. Es cierto que al no tener la presencia efectiva en el territorio.


Tan sólo cuatro días después de que la sociedad civil española, reafirmara su compromiso con el pueblo saharaui, en un encuentro, la EUCOCO 2019, que ha tenido lugar en Vitoria, el gobierno de España vuelve a hacer de las suyas, esta vez desaconsejando viajar a los campamentos saharauis, justo en la víspera de los tradicionales vuelos de las familias españolas hacia los campamentos, para visitar a los menores saharauis que han estado en hogares españoles, durante el verano. La medida, además, ha tenido lugar justo después del encuentro que ha mantenido el ministro de exteriores en funciones, el Sr. Josep Borrell, con el ministro de exteriores marroquí, Nasser Bourita.







Como para desanimar la concurrencia de visitantes, el anuncio de Borrell, se hace justo cuando el Polisario ha anunciado que su XV Congreso tendrá lugar, en la zona liberada de Tifariti, congreso al que suelen asistir muchas delegaciones extranjeras.

Sin embargo, la realidad de los números y las estadísticas desmiente, de modo categórico, las recomendaciones del Sr. Borrell.

Los campamentos saharauis, establecidos bajo el control de las autoridades saharauis, son los más seguros del mundo entero. Y así, lo refleja la experiencia de decenas de Organismos Internacionales y ONGs que operan en dichos campamentos. La Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) que se encuentra sobre el terreno y más allá incluso, nunca ha tenido un problema de los aludidos por el Sr. Borrell. Desde el año 1991, los informes del Secretario General de NN.UU, vienen registrando todas las amenazas en la zona, sin que haya que lamentar ningún caso.

La postura de España es muy hostil para el pueblo saharaui. Como potencia administradora del Sáhara Occidental está obligada a implicarse a fondo en la búsqueda de una solución aceptable para el pueblo saharaui en vez de atentar contra su lucha. Es su responsabilidad y la forma de reparar la injusticia y la chapuza que cometió con el reparto del territorio y su abandono ... Señor Borrell.


Borrell negó anteriormente que España sea la potencia administradora del Sáhara Occidental.


Por último, Josep Borrell aseguró que “España no es considerada potencia administadora del territorio saharaui y eso refleja en las resoluciones anuales de la Asamblea General de la ONU que se refieren a la descolonización del Sáhara Occidental, ni aparece como potencia administradora en la lista de Territorios no Autónomos de Naciones Unidas. Eso es importante saberlo para saber cuáles son nuestras responsabilidades con respecto a ese territorio”.







“Solamente puedo decir que España está alineada con las Naciones Unidas y apoya la posición de la organización internacional para la resolución final del conflicto.", afirmó Borrell.

Borrell, tras ser preguntado por Pablo Rodríguez Cejas, de la Agrupación Herreña Independiente (AHI-CC), explicó, en un minuto y 18 segundos, cómo afronta España todo lo referido a la situación que desde hace más de 40 años afecta al pueblo del Sáhara Occidental y a los planes que tiene España respecto a este tema. Las declaraciones datan de octubre de 2018.

Publicar un comentario

0 Comentarios