Marruecos convierte la ciudad ocupada de Dajla en punto de acceso para kitesurf.



Madrid, 15 Noviembre de 2019. -(ECSaharaui)

Redacción Lehbib Abdelhay /ECS actualización.




En el corazón del territorio ocuapdo del Sáhara Occidental, una antigua ciudad española se ha convertido en un punto turístico después de que los kitesurfistas descubrieran que la costa desértica azotada por el viento era perfecta para su deporte.

Dajla, antigua Villa Cisneros, una ciudad portuaria del océano Atlántico rodeada de bases militares del Ejército de ocupación marroquíe, ahora es un lugar favorito para los kitesurfistas.

"Aquí no hay nada más que sol, viento y olas. Aprovechamos la adversidad de los elementos: ese es el principio mismo del kitesurf", dijo Rachid Roussafi, un alto cargo regional en el gobierno marroquí.





Después de una carrera internacional de windsurf y kitesurf, Roussafi fundó el primer campamento turístico en la ciudad de Dajla a principios de la década de los 2000.

"En ese momento, un solo vuelo por semana aterrizaba en Dajla", dijo el deportista marroquí de 49 años. Hoy, hay 25 por semana, incluidos vuelos directos a Europa.

"Dajla se ha convertido en un destino mundial para el kitesurf", dijo Mohamed Cherif, un político regional de la administración de ocupación marroquí.

El número de turistas aumentó de 25,000 en 2010 a 100,000 a día de hoy, dijo, y agregó que esperaban llegar a 200,000 visitantes anuales.





La antigua guarnición española está en auge hoy con la afluencia de turistas que se suma a los ingresos por pesca y comercio.

Peyo Camillade vino de Francia "para extender la temporada de verano", con una semana de vacaciones que costó alrededor de 1.500 euros ($ 1.660).

En la década de 1970, Marruecos se anexionó el Sáhara Occidental, una antigua colonia española, y libró una guerra contra el pueblo saharaui entre 1975 a 1991, cuando se acordó un acuerdo de alto el fuego con el Frente Polisario. Se desplegó una misión de las Naciones Unidas para monitorear la tregua y preparar un referéndum sobre la independencia del Sáhara Occidental.

Sin esperar el compromiso político que la ONU ha estado negociando durante décadas, los hoteles han brotado de la arena a lo largo de la costa, y las hileras de farolas en lotes baldíos anuncian futuras inversiones.


- 'Turismos y deporte como promoción de la ocupación -

"El secreto del éxito es desarrollar el kitesurf con una buena comunicación centrada en la organización de eventos no políticos", dijo Driss Senoussi, jefe del grupo hotelero "Dakhla Attitude", según AFP.

En consecuencia, las hazañas de los campeones de kitesurf como el brasileño Mikaili Sol y el caboverdiano Airton Cozzolino se compartieron ampliamente durante el Campeonato Mundial de Kiteboarding en Dajla el mes pasado.

Sin embargo, la competencia parecía tener poco interés para los habitantes de Dajla.

Solo unos pocos jóvenes sin nada que hacer y familias paseando se encontraron en la playa para ver a la final.

Al igual que sus amigos, Alexandra Paterek prefiere quedarse en su hotel, a unos 30 kilómetros (19 millas) del centro.

"Este es el mejor lugar del mundo para aprender kitesurf", dijo la azafata polaca de 31 años.

En su comprensión del contexto regional más amplio, dijo: "Es una antigua colonia española y tiene buenos mariscos y peces".

Eso enfurece al Frente Polisario, que busca la independencia para la región del Sáhara Occidental y trató, en vano, el año pasado de demandar a las empresas cómplices con el poder militar de la ocupación marroquí.

El movimiento de independencia saharaui ahora se centra en desafiar los acuerdos comerciales entre Marruecos y la Unión Europea que incluyen al Sáhara Occidental, según el abogado francés, Gilles Devers.

Las autoridades marroquíes buscan activamente inversores para sus proyectos de desarrollo en la costa oeste, siendo el más ambicioso el megapuerto "Dajla Atlantique" con un presupuesto de aproximadamente 1 mil millones de dólares para promover la pesca.


- Preocupaciones ambientales -

En la laguna, rodeada de arena blanca y con sus bungalows de vacaciones, "hay una lucha entre el desarrollo de la acuicultura y el turismo", dijo un alto representante regional marroquí, que habló bajo condición de anonimato en declaraciones a la agencia oficial francesa de noticias.

"Uno tiene menos impacto en el medio ambiente, pero el otro genera más ingresos y empleos", dijo el representante, y agregó que "la presión de los inversores inmobiliarios es muy alta".

Con la afluencia de turistas, la protección del medio ambiente se ha convertido en una preocupación importante.





"Todo se está desarrollando tan rápido ... necesitamos reciclar los desechos plásticos y resolver el problema de las aguas residuales", dijo Rachid Roussafi.

Daniel Bellocq, un médico francés retirado, se preocupa por el futuro de esta laguna, que ha practicado el kitesurf durante 20 años.

"Hay algas verdes que no estaban allí antes, se está convirtiendo en un tanque séptico", dijo.

Sin embargo, el concejal regional del Gobierno marroquí insiste en que la bahía está limpia y dice: "Todos los hoteles están equipados con sistemas de gestión de aguas residuales".

Para él, la verdadera amenaza es el desperdicio de plástico, ya sea que lo arrojen los turistas o lo traigan las corrientes marinas.

Publicar un comentario

0 Comentarios