El Tribunal de Justicia Europeo dictaminó que se deben etiquetar los productos importados por los países de la UE.

Luxemburgo, 12 Noviembre de 2019. -(ECSaharaui)

Redacción Lehbib Abdelhay /ECS actualización.


El Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) concluyó hoy que los productos importados a la Unión Europea deben ser etiquetados para que el consumidor sepa el lugar de origen del producto, a la luz de un caso anterior de una organización judía y el productor de vino contra una ley francesa sobre productos israelíes fabricados en los territorios ocupados de Palestina.

En su decisión, el Tribunal concluyó que la referencia al origen de los bienes en el Estado de Israel, si bien el hecho provenía de los Territorios Palestinos, podría inducir a error a los consumidores sobre el hecho de que Israel está presente en el territorio en cuestión como una potencia ocupante y no una entidad soberana legal.

La decisión del tribunal, según la cual se tomará una decisión final ante los tribunales franceses, dejó en claro que la información sobre el producto debería permitir al consumidor tomar decisiones no solo de consideraciones de salud, económicas, ambientales o sociales, sino también de consideraciones éticas, así como otro punto importante principalmente para cumplir con el derecho internacional.

En un contexto similar con respecto a los recursos del Sáhara Occidental, la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA) ha adoptado un mecanismo para permitir a las autoridades aduaneras de la UE acceder a información confiable sobre productos originarios del Sáhara Occidental, lo que permitiría disponer de datos detallados y estadísticos sobre las importaciones del territorio considerado por las Naciones Unidas como un territorio mo autónomo y está sujeto a la ocupación militar ilegal de conformidad con la Resolución No. 34/37 de 4 de diciembre de 1979.

En este sentido, El pasado 6 de noviembre, la Comisión de Comercio Internacional (INTA) del Parlamento Europeo, mantuvo una sesión dedicada al “Intercambio de puntos de vista sobre la evaluación del impacto de la extensión de las preferencias arancelarias UE-Marruecos a los productos del Sáhara Occidental”.

Para dicha evaluación, la comisión INTA, había acordado una Resolución que incluía: Un Mecanismo que permita a las autoridades aduaneras de la UE tener acceso a una información fiable sobre productos originarios del Sahara Occidental. Dicha Resolución añadía que tal Mecanismo pondrá datos detallados, estadísticos y desglosados sobre dichas importaciones procedentes del Sahara Occidental.

En su intervención, el representante de la Comisión Europea, Fernando Pegó, de la Dirección General de Aduanas (Taxation), pareció más un ministro marroquí que un representante de la Administración comunitaria.

En la apertura del debate, el propio Presidente de la Comisión INTA, el alemán Bernd Lange (del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas), advirtió que no estaba seguro que se haya logrado tal Mecanismo de evaluación.

En su exposición, el representante de la Comisión Europea, vino a decir que toda la información sobre la que descansa el Mecanismo, procedía de Marruecos. Es Marruecos quien facilita la información sobre los productos procedentes del Sahara Occidental. Es Marruecos quien ofrece información sobre los productos procedentes de las distintas regiones y provincias ‘marroquíes’. Y es Marruecos quien facilita la información sobre el beneficio de la población del Sahara Occidental.

En sus intervenciones, los distintos eurodiputados, fueron generalmente muy críticos con la Comisión Europea y su permisibilidad con Marruecos y falta de rigor en la aplicación del Acuerdo.

Publicar un comentario

0 Comentarios