El Gobierno saharaui: "Marruecos no tiene ninguna soberanía sobre el Sáhara Occidental y el pueblo saharaui continuará su lucha por la independencia."

Birlehlu, 07 Noviembre de 2019. -(ECSaharaui)

Redacción Lehbib Abdelhay/ECS 


El Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática afirmó, en un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Información, en respuesta al infame discurso del rey de Marruecos que pronunció ayer con motivo de la invasión militar marroquí del Sáhara Occidental en 1975, que Marruecos no tiene ninguna soberanía sobre el Sáhara Occidental y que el pueblo saharaui continuará su lucha por la libertad y la independencia.

COMUNICADO:

El Palacio Real marroquí a menudo aprovecha la ocasión (...) del aniversario de la agresión contra el pueblo saharaui para tratar de pasar falacias dirigidas principalmente a la opinión interna para desviar la atención del pueblo marroquí de sus terribles condiciones económicas y sociales que colocaron a Marruecos en la cola de los países en desarrollo humano.

Estas condiciones impuestas a las instituciones marroquíes oficiales, encabezadas por el propio Rey, para reconocer el fracaso total del modelo de desarrollo marroquí, e hizo que la propaganda de la llamada "excepción marroquí" se evaporara como una novela de fantasía dirigida a una audiencia con poca memoria.

Mohamed VI omitió a los marroquíes que ningún país en el mundo reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, y que 193 miembros de la ONU renovaron por unanimidad su apego al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación señalando la cuestión como un problema de descolonización.

El intento del Rey de Marruecos de jugar con números y falsificar la historia y los hechos, una característica de la diplomacia marroquí, con el objetivo de ocultar que su estrategia para evitar la realidad de la República Saharaui, ha fracasado de manera rotunda y finalmente obligó a Marruecos a sentarse junto a la República Saharaui en conferencias y foros continentales e internacionales sin condiciones.

Los intentos marroquíes de ganar tiempo y su creencia de que la creación de grupos de presión y la compra de lealtad impondrá la supremacía de Marruecos en la guerra agresiva contra el pueblo saharaui es un enfoque basado en cálculos falsos, y en ilusiones y análisis aventureros e imprudentes.

La dependencia de Rabat de partidarios y círculos, como Francia desde 1975, para legalizar la ocupación ha puesto a Marruecos en un dilema y en un túnel muerto que lo llevará a un ataque al corazón, como dijo Hassan II en una ocasión, si Marruecos sigue siendo intransigentes y se niegan a cumplir con la legalidad internacional.

La política de volte-face seguida por Mohamed VI y su séquito y sus intentos de evadir lo que Marruecos firmó con el Frente Polisario después de dieciséis años de guerra feroz confirma la falta de elegibilidad y responsabilidad que han caracterizado la política del palacio marroquí desde 1999.

El rey de Marruecos habría propuesto mejor lo que llamó su proyecto de autonomía a las regiones de Rif o Sousse porque el Sáhara Occidental no es parte de Marruecos, no fue parte de él y nunca será parte de él como lo reconocen las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Corte Internacional de Justicia, la Corte de Justicia de la Unión Europea y todos los organismos e instituciones regionales, continentales e internacionales.

El pueblo saharaui, que se está preparando para celebrar el XV Congreso del Frente Popular para la Liberación de Saguia El Hamra y Río de Oro (POLISARIO) en una atmósfera de plena disposición para continuar su lucha por la Liberación con miras de lograr sus objetivos nacionales, promete que la paz solo será una paz justa, basada en el respeto de Marruecos a sus fronteras internacionalmente reconocidas, o nunca lo será. Y que el pueblo saharaui no aceptará menos que la soberanía total sobre la tierra de sus antepasados ​​y su integridad territorial, sin importar cuánto tiempo lleve y sin importar las consecuencias.

El pueblo saharaui, liderado por el Frente Polisario, pide al Rey de Marruecos que saque a su país de la guerra de agresión porque es más beneficioso para el pueblo marroquí y más seguro para su régimen. Esta es la única forma de volver a la razón y a una paz justa y duradera.

Publicar un comentario

0 Comentarios