El Gobierno español se retracta, Marlaska desde Argel: "el peligro en la zona "procede de Mali".

ARGEL, 28 Noviembre de 2019.- (ECSaharaui)

Redacción Lehbib Abdelhay + Agencia EFE /ECS.

Resultado de imagen de marlaska en algeria"

El ministro de Interior en funciones de España, Fernando Grande-Marlaska, realizó hoy una breve visita oficial a Argel que quedó marcada por la polémica sobre la alerta de seguridad por posibles atentados contra ciudadanos españoles en los campamentos de refugiados saharauis situados en Argelia que lanzó anoche el Gobierno en Madrid.







Durante los más de 45 años de existencia de estos campamentos, sólo ha habido una única ocasión, en octubre de 2011.

En contradicción de las declaraciones de Borrell, Marlaska habla de que el peligro procede de fuera, de Malí, un país desestabilizado donde operan varios grupos terroristas.

"Hay una situación de riesgo, pero por la desestabilización de la zona de Malí principalmente, y eso lleva a que el Gobierno español, dentro de lo que corresponde, prevenga de una forma cierta a nuestro ciudadanos de que no es una zona que a día de hoy pueda considerarse segura, sino una zona de una determina inseguridad, y pedimos a nuestros ciudadanos la preocupación y la prevención necesaria antes de viajar", subrayó en declaraciones a la agencia EFE.

El Gobierno del PSOE, a través del Ministerio de Exteriores, Josep Borrell, se permite afirmar que la situación en Mali «puede afectar» a la zona en la que se encuentran los campamentos de saharauis, cuando el citado Ministerio sabe que los viajeros españoles que van a los campamentos nunca proceden del Sur y que el Gobierno de la RASD ha tomado desde 2008 las mayores medidas de seguridad posible para proteger a sus visitantes.

La República Árabe Saharaui Democrática ve "injustificada" la alerta.


Por su parte, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) acusa al gobierno español de dejarse embaucar por Marruecos y lanzar una alerta de seguridad "injustificada" sobre el presunto riesgo de un atentado de corte yihadista contra ciudadanos españoles en los campos de refugiados saharauis de Tinduf.







En un comunicado, muestran su "profundo pesar y sorpresa" por esta declaración de no visitar los campamentos de refugiados saharauis: "No está justificada, excepto si hay razones políticas u objetivos que son el resultado de la sorprendente complicidad. No solo se dirige contra los refugiados, sino también contra el país de acogida de esos refugiados".

Como para desanimar la concurrencia de visitantes, el anuncio de Borrell, se hace justo cuando el Polisario ha anunciado que su XV Congreso tendrá lugar, en la zona liberada de Tifariti, congreso al que suelen asistir muchas delegaciones extranjeras.

La situación en Malí no es ninguna novedad, el país experimenta desde hace muchos años la inestabilidad política por la presencia de grupos armados, a pesar de la presencia del ejército francés, bajo el mando de la operación "Barkhane", desde la caída del líder libio Muammar Gaddafi.

En este sentido es preciso recordar que el Ministerio de defensa saharaui ha puesto en marcha, en los últimos años, un Plan Especial de Seguridad, para vigilar la zona, durante las 24 del día, con la intención de mejorar la seguridad en esta zona castigada por el narcotráfico marroquí desde hace más de once años.

Publicar un comentario

0 Comentarios