Documentos clasificados: Rabat mantiene estrechas relaciones con líderes terroristas en el norte de Malí.

● Los servicios secretos de Marruecos siempre ha mantenido una "buena relación" con los grupos terroristas en Malí, Libia y Siria. En este breve reportaje intentamos aclarar dicha relación según documentos filtrados de los servicios secretos marroquíes.

Madrid, 28 Noviembre de 2019. -(ECSaharaui)


Por Lehbib Abdelhay/ECS.



El Majzén (Servicios secretos marroquíes) y la organización terrorista Al-Qaeda en el Magreb Islámico (Ahora ISIS) llegaron a un acuerdo militar para llevar a cabo un plan hostil contra Argelia y contra otros países de la región como Túnez y Libia... entre otros.







Esta alianza se formó en 2011, según documentos clasificados, gracias a una reunión que mantuvieron en secreto algunos funcionarios del Servicio de Vigilancia del Territorio, denominada la inteligencia interior marroquí (DGST), con el entonces líder de la organización terrorista,
Abdelmalek Droudkel en territorio mauritano. Concretamente en Nuadibú, según apuntan los documentos.

Los documentos revelados:

Documento 1: pinchar aquí para ver.
Documento 2: pinchar aquí para ver.


Los documentos revelan cómo los Servicios de Inteligencia marroquíes (DGED) planeaban reactivar la actividad terrorista en Argelia dando protección a los líderes terroristas. 

En el documento se aprecia que está firmado por 5 oficiales de los Servicios de Inteligencia marroquíes y 3 altos mandos terroristas liderados por Droudkel. El documento determina que en este encuentro se reunieron agentes del DGED con terroristas, y cada uno de estos agentes poseía un número de placa y código secreto que le acredita como agente de los servicios secretos marroquíes, estos son sus nombres y números:

Abdelmalek Droudkel: 745/KMS, Nabil Makhloufi: 798/KMS y Djamel Okasha: 711/KMS.

Tal y como arroja el documento filtrado, el lugar que había albergado tal reunión entre los marroquíes y líderes de AQMI, fue en el Hotel Prestige, ubicado en la calle ''Rue Maritime'' en la ciudad mauritana de Nuadibú, donde también se encuentra situado el consulado del Reino.

El archivo desvela que las dos partes acordaron reactivar la actividad terrorista, siempre cuando sea necesario, en territorio argelino a través de la financiación y suministro de armas para poner en práctica los planes que comprenden, que son:

- Proporcionar información sobre cualquier marroquí que se una a la banda terrorista.

- Ataques terroristas en la frontera colindante entre Túnez y Argelia.

- Realizar ataques permanentes en suelo libio.

- Facilitar el acceso de terroristas que desean unirse al grupo armado a través de la frontera de Marruecos.

- Proporcionar apoyo armamentístico y logístico.

- Proporcionar información a los líderes terroristas del movimiento.


Tal y como figura en el documento, se aprecia una lista de nombres de los oficiales y un informe sobre la reunión entre los servicios secretos marroquíes y el grupo.







En la lista de los líderes terroristas están presentes:

- Abu Musab Abdelouadoud: líder de AQMI desde 2006, es ingeniero químico (abatido en 2016 por el Ejército de Argelia en una operación).

- Nabil Makhloufi: Líder de Al-Qaeda en el Sahel y ex prisionero, fugado de la prisión de Tazoult en 1994.

- Yahya Abu El Hammam: brazo ejecutor del AQMI que ha sido elegido líder después de la muerte de Abdelhamid Abou Zaid en Mali en febrero de 2013 de un disparo de las fuerzas francesas.


Estas revelaciones demuestran que el régimen marroquí tiene relaciones con los líderes de estos movimientos con los que llegaron a un acuerdo en Mauritania para sembrar el terror y reactivar la actividad terrorista en la región, así como en los países del Magreb, como Túnez y Libia. Una conspiración marroquí para provocar Argelia y debilitar sus fuerzas de seguridad.

Publicar un comentario

0 Comentarios