Turquía invade Siria y comienza un genocidio contra el pueblo kurdo

Madrid, 16 Octubre de 2019.- (ECSaharaui)






Redacción R,D/ECS



Luego de la retirada de las fuerzas norteamericanas, y a pesar de las amenazas del presidente de Estados Unidos Donald Trump, Turquía comenzó la invasión del norte de Siria, territorio donde se encuentran las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG). Según cifras de Naciones Unidas, al cierre de esta edición hubo unas 160.000 personas desplazadas desde el comienzo de las operaciones del ejército turco.

La Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria emitió una declaración el 13 de octubre anunciando que se había logrado un acuerdo con el gobierno sirio para que el ejército de Siria apoye a las milicias kurdas. El acuerdo, que fue negociado por Rusia, no implica la participación de Moscú. El presidente iraní Hassan Rouhani pidió a Turquía detener la ofensiva.

Los países de la Unión Europea (UE) se comprometieron a suspender las exportaciones de armas a Turquía, aunque no todos realizarán un embargo de armas en toda la UE, medida que pidieron Francia y Alemania. La Cancillería de Turquía, por su parte, acusó a la Unión Europea de “proteger a los terroristas”. Además, el Congreso de Estados Unidos preparará sanciones contra Turquía, apoyadas por ambos bloques. Por su parte, la Cancillería de Azerbaiyán emitió un comunicado en el que manifestaron su apoyo la decisión de Turquía de invadir Siria, en clara contraposición con la teórica defensa de la integridad territorial de los países que dice apoyar el gobierno azerbaiyano para argumentar su postura contra la autodeterminación de la población de Artsaj (Nagorno Karabaj).


________________________________

Milicias turcas asesinan a la líder política y feminista kurda, Hevrin Khalaf.


_______________________________


Melike Yasar, integrante del Congreso de Mujeres del Kurdistán, declaró que “estamos ante un genocidio”. De acuerdo con Yasar, “la administración del norte de Siria ha mostrado muchas pruebas e informaciones muy concretas del contacto de Turquía con el Estado Islámico”, mientras que creen que “hubo un acuerdo nos solo entre Trump y Turquía, sino entre Trump y Rusia también”. “Desde el 12 hasta el 19 de octubre son los días mundial es solidaridad con el pueblo kurdo. Estamos organizando marchas enfrente de las embajadas de Turquía y Estados Unidos. La mayoría hace actividades frente a sus Cancillerías”, detalló la dirigente, que remarcó que “hay una ocupación ilegal del territorio por parte del Estado turco”.

El pueblo kurdo y la minoría armenia en peligro


La operación denominada Manantial de Paz fue lanzada luego del anuncio de retiro de aproximadamente 2000 militares de la zona por parte de Donald Trump dejando a la población kurda a merced del ataque de Turquía.

Con el objetivo de expulsar a las milicias kurdas (YPG) del norte de Siria y crear una franja de 480 kilómetros de largo por 30 de ancho donde aspira a reubicar a los 3.500.000 refugiados sirios que tiene en su territorio, el presidente Erdogan lanzó un ataque invadiendo que el vecino país luego de que el parlamento turco aprobó el martes 8 de octubre una moción para renovar la autorización de su ejército para operar en el norte de Siria e Irak.

Cabe recordar, que Ankara considera a las fuerzas del YPG como un grupo terrorista, debido a sus conexiones con el Partido de Trabajadores de Kurdistán, que opera de forma proscripta en su territorio. En cambio, Estados Unidos tenía a este grupo como aliado en la lucha frente al Estado Islámico.

A su vez, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores turco ya habían anticipado el día anterior que estaban dispuestos a “limpiar la región de terroristas”, mientras que el presidente Recep Tayyip Erdogan había anunciado el inminente avance: “Hay una frase que usamos siempre, podemos llegar cualquier noche, sin previo aviso”.







Cuando los parlamentarios del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Garo Paylan y Ebru Günay, visitaron Argentina, el diputado de origen armenio afirmó que “el mismo genocidio contra los armenios, 105 años atrás, puede repetirse hoy contra los kurdos” en el Congreso Nacional. Los dirigentes suspendieron su gira cuando Erdogan removió a los gobernadores opositores al HDP, partido que apoya a los kurdos y otras minorías en Turquía.

Desde su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense había advertido el lunes 6 que “si Turquía hace algo que yo, en mi gran e incomparable sabiduría, considero fuera de límites, voy a destruir y eliminar totalmente la economía de Turquía (ya lo hice)”.

En tanto, el vicepresidente turco Fuat Oktay hizo caso omiso a estas dichos y aseguró: “Nuestro mensaje a la comunidad internacional es claro: Turquía no es un país que actúe bajo amenazas. Nuestro presidente lo ha subrayado siempre en asuntos de seguridad: Turquía conoce su propio camino, Turquía lo prepara y se lo come”.

Por su parte, por medio de un comunicado, las Fuerzas Democráticas Sirias, manejadas principalmente por el YPG, expresaron su decepción frente a la decisión de Washington: “Pese a todos nuestros esfuerzos para evitar el conflicto y nuestro compromiso respecto al mecanismo de seguridad, las fuerzas de EE.UU. no han asumido su responsabilidad y se han retirado de las zonas fronterizas con Turquía”.







Actualmente la mayor parte del país árabe está controlada por el gobierno sirio de Bashar al-Assad y sus aliados –principalmente Rusia e Irán-, mientras que el norte está ocupado por las Fuerzas Democráticas Sirias, con capital en la ciudad de Qamishli. Además, en el noroeste todavía quedan algunos pequeños sectores controlados por el Estado Islámico y otros grupos terroristas. Turquía, en tanto, maneja el extremo situado al oeste del Éufrates que limita con su territorio.

La situación de los armenios


Según la información del jefe de la comisión para la diáspora del Parlamento de Armenia, Mkhitar Hayrapetyan, la mayoría de las familias armenias abandonó la ciudad siria de Tell Abiad atacada por el Ejército turco. En la ciudad viven 16 familias armenias, de acuerdo con Hayrapetyan, mientras que también hubo armenios exiliados de la localidad de Ras al Ain. “En cuanto a Qamishli, una ciudad en el noreste de Siria en la frontera con Turquía y cerca de Irak, donde viven unos 3.000 armenios, ellos quedan en la ciudad ya que por ahora no existe la necesidad de su evacuación según los propios habitantes y las autoridades locales”, dijo el diputado. Las escuelas armenias, de todas formas, se mantienen cerradas.

La Embajada de Armenia en Damasco y el Consulado General en Alepo informaron que están en contacto constante con las estructuras comunitarias de Qamishli y otras regiones del norte de Siria, de acuerdo con un comunicado de la Cancillería armenia publicado el jueves 10 de octubre. “Las Misiones Diplomáticas de Armenia están trabajando para proporcionar a nuestros compatriotas alojamiento temporal y primeros auxilios según sea necesario”, detallaron.

“Armenia condena esta invasión de Turquía y estamos preocupados por la situación porque, en nuestra opinión, esta acción profundizará aún más la crisis humanitaria en Siria”, declaró, por su parte, el primer ministro armenio Nikol Pashinyan.

Publicar un comentario

0 Comentarios