El Frente Polisario pide al Consejo de Seguridad el cierre inmediato del Paso de El Guerguerat.

Nueva York, 24 Octubre de 2019. -(ECSaharaui)




Redacción Lehbib Abdelhay/ECS actualización 


En una carta distribuida el martes a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, el presidente saharaui enfatizó que el Frente Polisario no ha dado su consentimiento para la apertura del paso ilegal en la región de El Guerguerat y no ha dado su visto bueno sobre el "tráfico comercial" en la zona.




Brahim Gali expresó su pesar por el hecho de que el último informe del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, no proporcionó al Consejo de Seguridad una visión completa y precisa de la situación en El Guerguerat y la zona de amortiguamiento, y señaló que la brecha abierta por Marruecos en esa zona a través del muro militar marroquí no existía en el momento de la implementación del alto el fuego el 6 de septiembre de 1991, ni estuvo presente en la conclusión del Acuerdo Militar, no entre MINURSO y el Frente Polisario el 24 de diciembre de 1997.

En este sentido, destacó que la existencia de la brecha a través de la cual pasa el llamado "tráfico comercial" a través de la zona de amortiguación socava el concepto y la justificación de la "zona de amortiguación" y constituye una violación continua del acuerdo militar y el espíritu del plan de paz, y enfatiza que el Frente Polisario no aceptará de ninguna manera la situación es cualquier intento de la potencia ocupante marroquí o de un tercero para normalizar la situación ilegal en El Guerguerat o en cualquier otra parte del Sáhara Occidental ocupado.

El Frente Polisario ha advertido, en una carta dirigida al secretario general de la ONU y al consejo de segrudad difundida por SPS, sobre las graves consecuencias del estancamiento actual en el proceso en el Sáhara Occidental liderado por las Naciones Unidas y la Unión Africana debido a los obstáculos y trabas que Marruecos pone constantemente ante una resolución vinculante del Consejo de Seguridad, especialmente después de la renuncia del enviado personal del SG de la ONU, Horst Kohler.

El Presidente de la república en su carta dirigida al secretario general de la ONU, reitera que el Frente Polisario compartía con el Secretario General que una solución a la cuestión del Sáhara Occidental es posible sobre la base del ejercicio libre y democrático de los derechos inalienables del pueblo saharaui de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad. "Solo la legitimidad internacional y el respeto de los derechos y aspiraciones legítimos de los pueblos son las únicas soluciones sostenibles y duraderas".




Con respecto a la relación que mantiene el Frente Polisario con la misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, la carta de Gali enfatizó que la relación y la comunicación con los cascos azules continúa en diferentes niveles. Gali reafirma el compromiso de las autoridades saharauis de continuar cooperando de manera plena y constructiva con el representante especial del Secretario General para el Sáhara Occidental y el jefe de misión.

Sin embargo, la carta enfatizó que el Frente Polisario no acepta bajo ningún concepto las propuestas de Marruecos con respecto al proceso político, no aceptaría lo dictado por Rabat sobre cómo o dónde el Frente Polisario debería reunirse con los miembros civiles y militares de la MINURSO. En este sentido, la posición del Frente Polisario sobre este tema es clara y tiene una sólida base legal.

El presidente de la República expresó la opinión del Polisario sobre la afirmación del Secretario General de que la capacidad de la Misión de seguir cumpliendo con su mandato depende del respeto a su independencia e imparcialidad, y pidió al Secretario General y al Consejo de Seguridad que aborden las restricciones a largo plazo e inaceptables impuestas por Marruecos a la MINURSO, y otros temas relacionados continúan socavando seriamente la credibilidad, imparcialidad e independencia de esa misión.

Gali condenó también los obstáculos que Marruecos plantea al proceso de paz liderado por la ONU en el Sáhara Occidental, denunciando los esfuerzos ejercidos por la potencia ocupante para consolidar el Status Quo, así como su intento de influir en el nombramiento del nuevo Enviado Personal del Secretario General al imponer un conjunto de precondiciones y dictados que socavan la neutralidad e imparcialidad del proceso en sí.

En este contexto, el presidente saharaui reiteró en su carta que el Frente Polisario no permitiría, como las Naciones Unidas no deberían permitir, que el proceso de paz liderado por las Naciones Unidas, incluido el nombramiento del nuevo enviado Personal del Secretario General, sea rehén de las condiciones impuestas por Marruecos.

"Frente Polisario rechaza categóricamente las condiciones previas impuestas por Marruecos en el proceso de nombramiento del nuevo enviado Personal del Secretario General, y subraya que no participaremos en ningún proceso político resultante de estas condiciones previas", dijo Gali.

A pesar de la persistencia de las violaciones sistemáticas de los derechos humanos perpetradas por la potencia de ocupación marroquí contra civiles y defensores de los derechos humanos saharauis, la carta agrega, pero no menciona la creciente represión en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y el destino de docenas de prisioneros saharauis, secuestrados o muchos de los que Las autoridades marroquíes les impiden entrar o expulsar el territorio.

Por lo tanto, el Presidente de la RASD reiteró en su carta la necesidad de ampliar el mandato de la MINURSO para incluir un componente de derechos humanos que permita el monitoreo independiente y progresivo de la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, que ha sido exigido por el propio Secretario General.

En cuanto a las amenazas a la seguridad de la región, el mensaje nuevamente pedía que se responsabilizara a Marruecos por su papel en el tráfico de personas y el narcotráfico por ser el mayor productor y exportador de cannabis del mundo, como muchos informes internacionales han confirmado, señalando que, durante la última década, el tráfico ilícito de drogas en Marruecos es una fuente importante de financiación para grupos terroristas y grupos del crimen organizado transnacional que operan en la región del Sahel-Sahara.

La carta se refería a la contribución del Estado saharaui, de conformidad con sus obligaciones como Estado miembro de la Unión Africana, en la lucha contra el tráfico de drogas, que contribuyó a frenar el flujo ilícito de drogas hacia y a través de nuestra región.

El mensaje enfatizó que la situación en el Sáhara Occidental sigue siendo extremadamente tensa a la luz de la interrupción del proceso político, advirtiendo que si Marruecos continúa tratando de adaptar y guiar el proceso político y el papel de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental de acuerdo con sus deseos, existe un riesgo real de colapso de todo el proceso y el alto el fuego también.

Al final de su mensaje, el Presidente expresó la esperanza de que la próxima renovación del mandato de la MINURSO sea otra oportunidad para que el Consejo de Seguridad renueve su firme y efectivo apoyo al proceso de paz de las Naciones Unidas y reanude las negociaciones directas entre el Frente Polisario y Marruecos con miras a alcanzar una solución pacífica y duradera que garantice plenamente el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia.

Publicar un comentario

0 Comentarios