Denuncian desde Nueva York la posición "hostil" de Francia respecto al conflicto del Sáhara Occidental.

Nueva York, 11 Octubre de 2019. -(ECSaharaui)




Redacción Lehbib Abdelhay/ECS 



La Asociación Saharaui en los Estados Unidos de América (SAUSA) sigue con gran preocupación la posición negativa de Francia frente al tema del Sáhara Occidental. La alineación francesa con el Reino de Marruecos y el apoyo inquebrantable a su política sobre el tema del Sáhara Occidental, solo ha prolongado el sufrimiento del pueblo saharaui y ha obstaculizado los esfuerzos de la ONU para encontrar una solución pacífica y justa que le permita al pueblo saharaui el derecho a la autodeterminación de acuerdo con la carta de la ONU y el derecho internacional.




"Lamentamos profundamente que, en cada reunión del Consejo de Seguridad, Francia apoye la posición marroquí de negarse a extender el mandato de la Misión de las Naciones Unidas (MINURSO) para monitorear e informar sobre la violación de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Además, Marruecos se niega a implementar un referéndum sobre autodeterminación como objetivo principal del alto el fuego de 1991", dijo la organización en un comunicado.

La posición francesa permite al Reino de Marruecos; un estado que la propia ONU, la la UA y la UE consideran como una fuerza de ocupación, continuar con su ocupación al Sáhara Occidental.

Marruecos lo hace promoviendo uno de los proyectos de asentamiento más extensos mediante la reubicación de las poblaciones de Marruecos en el territorio, encarcelando y torturando ilegalmente a activistas de derechos humanos, en una clara violación flagrante del derecho internacional.




"Creemos que esta posición no refleja los principios y valores del pueblo francés sobre los cuales se estableció la República Francesa. Valores fuertes como "Liberté, égalité y fraternité" constituyen el núcleo de la revolución francesa que inspiró al mundo entero.

Más recientemente. El 4 de noviembre de 2018 se celebró un referéndum sobre la independencia en Nueva Caledonia. Los votantes tuvieron la opción de permanecer como parte de Francia o convertirse en un país independiente.

Lamentablemente, estos valores no se reflejan en la política exterior francesa hacia el Sáhara Occidental.

En nombre del pueblo saharaui, SAUSA hace un llamamiento al gobierno francés para que corrija su posición a favor de la aplicación del derecho internacional con respecto al Sáhara Occidental y desempeñe un papel de liderazgo en una resolución pacífica del conflicto junto con las instituciones internacionales. Tenga en cuenta que solo a través de la cooperación y el respeto del derecho internacional, el Magreb Árabe vivirá en estabilidad y seguridad.

Publicar un comentario

0 Comentarios