ONGs claman contra el mandato de MINURSO en su 28º aniversario, y recalcan la ineficiencia y falta de su misión desde su creación para el referéndum.

En el 28º aniversario de la MINURSO, CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA llaman al Consejo de Seguridad de la ONU, la UA, la UE, España, Marruecos y la RASD a cumplir sus obligaciones internacionales con el pueblo del Sáhara Occidental.




Madrid, 08 Septiembre de 2019. -(ECSaharaui)

Redacción Hatab Abdelhay/ ECS - Afapradesa


Resultado de imagen de minurso sahara
Minurso/Western Sahara

En memoria de Johannes Manz, representante especial del Secretario General de la ONU en el Sáhara Occidental en 1991, quien tuvo el coraje de denunciar, en su carta de renuncia dirigida a Boutros Boutros-Ghali, la transferencia de personas no identificadas en el territorio, como un violación en el sentido estricto del Plan de Negociación. Jonhannes Manz también declaró que nunca sería "el Virrey del Sahara".




En memoria de Frank Ruddy, ex vicepresidente de la MINURSO, quien denunció las manipulaciones marroquíes y la complicidad de algunos funcionarios de las Naciones Unidas.

En memoria de James Baker, enviado personal del Secretario General de la ONU, quien propuso "el plan de paz para la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental", considerado como solución óptima por el secretario en su resolución 1495 (2003). James Baker también pudo impulsar y obtener, en 1999, la primera respuesta oficial del Reino de Marruecos sobre los casos de desapariciones forzadas en el Sáhara Occidental.

En memoria de Francisco Bastagli, representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental en 1991, sin sus esfuerzos, la primera visita del Alto Comisionado para los Derechos Humanos probablemente nunca habría tenido lugar.

En memoria de Christoph Ross y Horst Kohler, los dos últimos enviados personales del secretario general de la ONU, que lucharon durante 10 años, trataron de cumplir la "misión imposible" tal y como describieron, ellos mismos, la tarea que se les había confiado.

A todos los miembros anónimos de MINURSO que ayudan desinteresadamente a las víctimas de violaciones de los derechos humanos y a las familias de prisioneros y los saharauis desaparecidos forzados.

En memoria de Sidi Mohamed Sid Brahim Basiri y todas las víctimas de genocidio y violaciones graves perpetradas por España y Marruecos contra el pueblo saharaui.

En el 28º aniversario de MINURSO, la Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos (CONASADH), la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos cometidas por el estado marroquí (ASVDH) y la Asociación de Familias de Prisioneros Saharauis y Desaparecidos (AFAPREDESA) recuerdan que la MINURSO no ha cumplido aún con el REFERENDUM, no tiene un mandato sobre derechos humanos y su "misión no resuelta" se extiende constantemente sin ningún progreso importante, a pesar de haber invertido más de 1.500 millones de dólares. CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA recuerdan también las más de 400 víctimas saharauis de desapariciones forzadas que no se conocen y cuyo destino aún se desconoce todavía, y decenas de prisioneros políticos saharauis se encuentran actualmente tras las rejas por haber defendido su derecho a la libertad y la autodeterminación.

En esta ocasión, CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA esperan que este año sea el último año de la MINURSO y claman al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), la Unión Europea, la Unión Africana (UA), España, Marruecos y la RASD para tomar todas las medidas necesarias: de acuerdo con sus obligaciones internacionales de implementar todas las resoluciones relevantes de la UA / ONU sobre la cuestión del Sáhara Occidental. Todos los estados y organismos internacionales también tienen la obligación de prevenir, investigar y sancionar la práctica de las desapariciones forzadas y otras violaciones graves de los derechos humanos y de implementar reparaciones individuales y colectivas adecuadas para las víctimas en el Sáhara Occidental, la última colonia en África.

Desde 1988, la cuestión del Sáhara Occidental está en la agenda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) tras "el acuerdo de principio otorgado por el Reino de Marruecos y el Frente Popular para la Liberación de Saguía el-Hamra y de Río de Oro a 30 de agosto de 1988, con las propuestas conjuntas del Secretario General y la presidencia de la Organización de la Unión Africana ”(resolución del CSNU S / 621/1988). En 1991, el Consejo de Seguridad Nacional "decide establecer, bajo su autoridad, una Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) de conformidad con el informe del 19 de abril de 1991 (Informe del Secretario General de las Naciones Unidas)" (Resolución S / 690 / 1991)
 con un objetivo muy claro, tanto en propósito como en tiempo. 

Se trataba de organizar y supervisar, por las Naciones Unidas en cooperación con la organización de la Unión Africana, un referéndum para la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental (Resolución S / 690/1991). La primera vez que se fijó el Referéndum fue para febrero de 1992, pospuesto por término indefinido hasta día de hoy.

Como podemos ver en su sitio web ( https://minurso.unmissions.org/mandate ):

La MINURSO recibió el mandato original de conformidad con la UA y el Plan de Negociación de las Naciones Unidas para:

· Vigilar el alto el fuego;

· Verificar la reducción de las tropas marroquíes en el territorio;

· Vigilar el confinamiento de las tropas marroquíes y del Frente POLISARIO en lugares designados;

· Tomar medidas con las partes para garantizar la liberación de todos los presos o detenidos políticos del Sahara Occidental;

· Supervisar el intercambio de prisioneros de guerra, que será implementado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR);

· Repatriar a los refugiados del Sáhara Occidental, una tarea a cargo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR);

· Identificar y registrar votantes calificados;

· Organizar y asegurar un referéndum libre y justo y proclamar los resultados;

· Reducir la amenaza de municiones y minas sin explotar.

En el mismo sitio web podemos leer que: “Si bien la organización del referéndum no ha sido posible hasta la fecha, otros requisitos del mandato se han cumplido con éxito. La MINURSO continúa realizando las siguientes tareas:

· Vigilar el alto el fuego;

· Reducir la amenaza de minas y UXOs;

· La MINURSO brindó apoyo logístico a las medidas de fomento de la confianza (CBM) dirigidas por ACNUR con personal y activos aéreos y terrestres, y se mantuvo lista para continuar apoyando el programa de ACNUR a la espera del acuerdo de las dos partes sobre la reanudación de las actividades, suspendidas en junio de 2014".


¡Otros requisitos del mandato se han cumplido con éxito! En primer lugar "monitorear el alto el fuego" no es otro requisito es tarea de la Unión Africana y el Plan de Negociación de la ONU. En segundo lugar, el CBM está suspendido desde junio de 2014 como lo reconoció la propia MINURSO, pero no se menciona por qué este programa se suspendió, lo que priva a las miles de familias saharauis que aún están separadas por el muro militarizado y minado más largo del mundo (2720 km, 120000 soldados y 7 millones de minas antipersonal).




¿Podemos hablar realmente de "éxito" si el programa CBM es un programa paralizado desde junio de 2014? Muchas mujeres y hombres han aprendido de la muerte de una madre, padre, hija, hijo, hermana o hermano sin poder abrazarlos, por última vez. Esta situación paradójica no existe en ninguna parte del mundo. En tercer lugar, "Reducir la amenaza de minas y UXO" es el resultado del esfuerzo del Frente Polisario que, con el apoyo de las organizaciones especializadas, está planeando el desminado de los territorios liberados de la RASD y que ha destruido completamente el arsenal de minas antipersonal. Destrucción acogida con satisfacción por el Secretario General en su informe al CSNU en abril de 2019 (S / 2019/282). ¿Podemos hablar realmente de "éxito" si la mayor parte del territorio, especialmente el área a lo largo del muro de la vergüenza bajo la exclusiva responsabilidad de MINURSO, sigue minando y sigue causando muchas bajas entre los civiles y mucho daño a la fauna y la flora del Sáhara Occidental?

¿Cómo llegamos aquí? ¿Quién tiene la responsabilidad? ¿Cómo puede justificar tanto gasto por un resultado tan exiguo? ¿Cómo explicar que el CSNU no pudo implementar sus numerosas resoluciones para poner fin a la última situación del anacronismo del colonialismo en África? ¿Cómo salir del estancamiento perpetuo para que el pueblo saharaui pueda vivir con dignidad en la tierra de estos antepasados y que la región del Magreb encuentre la paz y finalmente se comprometa con la tan esperada prosperidad?

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA consideran que es hora de que todos los actores involucrados en la cuestión del Sáhara Occidental desempeñen plenamente su papel derivado de sus obligaciones en virtud del derecho internacional. En particular, implementar medidas independientes y creíbles para garantizar el pleno respeto de los derechos humanos en espera del referéndum codiciado o una solución política que permita la autodeterminación de la gente del Sáhara Occidental en el contexto de acuerdos consistentes con los principios y propósitos del Carta de las Naciones Unidas. Dado que los derechos humanos son universales, interrelacionados, interdependientes e indivisibles y que el derecho a la libre determinación también es un derecho humano, CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA y las organizaciones que se suscriben a esta declaración conjunta también aportarán su opinión al respecto. ¿Debemos recordar el primer artículo de la "Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales" (adoptada por la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General, de 14 de diciembre de 1960)?. Este artículo establece que" La sujeción de los pueblos a la subyugación, dominación y explotación ajenas constituye una negación de los derechos humanos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y es un impedimento para la promoción de la paz y la cooperación mundiales".

Responsabilidades del Consejo de Seguridad de ONU

En el sitio web de UNSC, podemos leer (https://www.un.org/securitycouncil/):

“El Consejo de Seguridad tiene la responsabilidad principal del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Tiene 15 miembros, y cada miembro tiene un voto. Según la Carta de las Naciones Unidas, todos los Estados miembros están obligados a cumplir con las decisiones del Consejo”. Eso puede ser cierto para la mayoría de los estados miembros de la ONU, pero algunos estados no están sujetos a esta regla, violando el derecho internacional, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario con impunidad. Obviamente es el caso del Estado marroquí y sus fuerzas de ocupación en el Sáhara Occidental.

El sitio web del CSNU agrega: “El Consejo de Seguridad toma la iniciativa para determinar la existencia de una amenaza a la paz o un acto de agresión. Exhorta a las partes en una disputa a resolverla por medios pacíficos y recomienda métodos de ajuste o términos de solución. En algunos casos, el Consejo de Seguridad puede recurrir a la imposición de sanciones o incluso autorizar el uso de la fuerza para mantener o restaurar la paz y la seguridad internacionales". Entonces, ¿cómo explicar que la agresión, el genocidio contra el pueblo saharaui y los múltiples obstáculos de Marruecos para el El Plan de Liquidación nunca ha sido sancionado por el CSNU? En el pasado, Marruecos perpetró el Genocidio contra el pueblo saharaui, ¿tal vez el CSNU está esperando otra masacre similar para actuar?

Una de las razones fundamentales es que el propio Consejo de Seguridad está llevando a cabo sus acciones de manera leal, guiado solo por los objetivos y normas comunes establecidos por la organización a la que sirve y por principios legales reconocidos, cumpliendo su deber con todas las naciones grandes y pequeñas. La pasividad del CSNU causa estupefacción y mucha frustración sobre todos aquellos, como el pueblo saharaui, que creen en los principios de las Naciones Unidas. Si el propio CSNU no toma en serio sus decisiones, ¿a quién recurrir los pueblos, como el saharaui que ha estado esperando cumplir las promesas anunciadas solemnemente desde hace 30 años por el CSNU?

El segundo es que España y Francia, están tan involucrados con el Reino de Marruecos en los negocios y el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental que olvidan sus obligaciones internacionales con otras personas vecinas de Europa. La liviandad del CSNU es evidente en relación con los derechos humanos.

El CSNU no pudo implementar ciertos aspectos del Acuerdo de Paz, como la liberación de prisioneros políticos saharauis o resolver los problemas humanitarios pendientes, incluidos los casos de desapariciones forzadas a pesar de haberlos mencionado en algunas de sus resoluciones:

En 1996, después de 5 años de creación de MINURSO, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas mencionó por primera vez el caso de los presos políticos que forma parte del Plan de Negociación, "8. También hace un llamamiento a las partes, como demostración de buena voluntad, para que cooperen con las Naciones Unidas en la implementación de ciertos aspectos del Plan de Solución, como la liberación de prisioneros políticos saharianos y el intercambio de prisioneros de guerra por razones humanitarias, como lo antes posible, para acelerar la implementación del Plan de Negociación en su totalidad; ”Resolución S / RES / 1056 (1996) .

El mismo año, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas mencionó aspectos humanitarios"... Solicita al Secretario General que mantenga informado al Consejo de todos los acontecimientos importantes, incluidos sus aspectos humanitarios ..."; S / RES / 1084 (1996) .

Desde 2001 hasta 2005, el Consejo de Seguridad de la ONU estuvo interesada en el destino de las personas no contactadas que llamaron a las partes a cooperar con el CICR y elogió los esfuerzos para resolver los problemas humanitarios:

-"5. Insta a las partes a que resuelvan el problema del destino de las personas desconocidas, y pide a las partes que cumplan con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario de liberar sin más demora a todos los detenidos desde el inicio del conflicto; ”Resolución S / RES / 1359 (2001)

-"Elogiando el trabajo del Representante Especial del Secretario General para el Sáhara Occidental, incluidos sus esfuerzos para resolver los problemas humanitarios pendientes relacionados con el conflicto y para implementar medidas de fomento de la confianza del ACNUR", Resolución S / RES / 1485 (2003)

- "4. ... y su llamamiento a Marruecos y al Frente Polisario para que continúen cooperando con el Comité Internacional de la Cruz Roja para resolver el destino de las personas que no se tienen en cuenta desde el comienzo del conflicto; "Resolución S / RES / 1495 (2003)

-"3... y pidiendo a Marruecos y al Frente POLISARIO que continúen cooperando con el Comité Internacional de la Cruz Roja para resolver el destino de las personas que no se tienen en cuenta desde el comienzo del conflicto", Resolución S / RES / 1598 (2005)

- 2"... y pidiendo a las partes que continúen cooperando con el Comité Internacional de la Cruz Roja para resolver el destino de las personas que no se tienen en cuenta desde el comienzo del conflicto".


En 2010, se menciona por primera vez la palabra humano (en lugar de humanitario): “Destacando la importancia de avanzar en la dimensión humana del conflicto como un medio para promover la transparencia y la confianza mutua a través del diálogo constructivo y las medidas humanitarias de fomento de la confianza y observando la necesidad de que todas las partes cumplan con sus obligaciones, teniendo en cuenta las funciones y responsabilidades del sistema de las Naciones Unidas y los párrafos pertinentes del informe del Secretario General de las Naciones Unidas, "S / RES / 1920 (2010).

Después de 20 años de "trabajo" y presencia de MINURSO en el Sáhara Occidental, el CSNU mencionó por primera vez los derechos humanos en su Resolución 1979 (2011) “Destacando la importancia de mejorar la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y los campamentos de Tinduf, y alentando a las partes a trabajar con la comunidad internacional para desarrollar e implementar medidas independientes y creíbles para garantizar el pleno respeto de los derechos humanos, teniendo en cuenta sus obligaciones relevantes en virtud del derecho internacional.

El mismo párrafo se menciona en todas las resoluciones posteriores 2044 (2012), 2099 (2013), 2152 (2014), 2218 (2015), 2285 (2016), 2351 (2017), 2414 (2018), 2440 (2018) y 2468 (2019) En todas esas resoluciones, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas también "Alienta fuertemente la mejora de la cooperación con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), incluso facilitando visitas a la región".

Después de 7 años de estas nuevas instancias del CSNU "Destacando la importancia de mejorar la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y los campamentos de Tinduf ...", la situación de los derechos humanos continúa empeorando gravemente a través de la represión de las manifestaciones pacíficas, la práctica de tortura (condena del propio comité de la ONU contra la tortura), las detecciones arbitrarias, también denunciadas por el Grupo de Trabajo de la ONU, juicios injustos, expulsiones de observadores internacionales, incluidos miembros de la MINURSO ...

En cuanto a las visitas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), solo se han realizado dos visitas, la primera en 2006 y la segunda en 2015. En 2016, el CSNU "Encomiando la visita técnica de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) al Sáhara Occidental en abril de 2015, y los campamentos de refugiados de Tinduf en julio-agosto de 2015, y alentando firmemente la cooperación continua y plena con el ACNUDH, incluso mediante la facilitación de nuevas visitas a la región "Resolución 2285 (2016) ".

Los informes de esas dos misiones del ACNUDH nunca se publicaron oficialmente ni se implementaron sus recomendaciones. ¿Por qué este mutismo digno de las sectas medievales?. En cuanto a la "interacción de Marruecos con los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas" mencionada en todas las resoluciones recientes del CSNU, es una "ilusión" ya que curiosamente ningún relator o grupo de trabajo de la ONU ha tenido acceso a los territorios ocupados durante muchos años. !!

El proceso liderado por el CSNU en el Sáhara Occidental se ha convertido en una verdadera farsa, por lo que es urgente remediarlo antes de que sea demasiado tarde, en beneficio del pueblo saharaui, de todos los pueblos de la región y para recuperar la credibilidad de las instituciones de las Naciones Unidas.

No se puede entender cómo un proceso de paz, inicialmente planeado para 16 semanas, se ha extendido por 28 años sin ningún resultado tangible.



CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA llaman a UNSC para hacer de este año el último de la MINURSO. Desde aquí hasta el 6 de septiembre de 2019, hay más de 16 semanas más que suficientes para implementar una solución política que prevea el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA proponen que la solución ideal que debe beneficiar a todas las partes es el respeto de la Ley Constituyente de la Unión Africana, firmada y ratificada por ambas partes, el Reino de Marruecos y la RASD. La segunda opción podría ser la aplicación del Plan de Negociación Inicial que ambas partes suscribieron o la aplicación del Plan James Baker considerado por el Consejo de Seguridad como la solución óptima. Ambas aplicaciones deben estar en el capítulo 7.







En espera de esto, CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA solicitan al Consejo de Seguridad que tome todas las medidas necesarias para abrir el territorio a los observadores internacionales y a las agencias de las Naciones Unidas como lo requiere la resolución del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas sobre "Apoyo a los estados y territorios no autónomos por organismos especializados e instituciones internacionales relacionadas con las Naciones Unidas".

CONSADH, ASVDH y AFAPREDESA también solicitan que el mandato de MINURSO se extienda a los derechos humanos o que se cree un mecanismo de monitoreo de derechos humanos internacional e independiente. Esta podría ser la respuesta pertinente a las recomendaciones del Secretario General de la ONU que considera que "Es necesario mantener una vigilancia independiente, imparcial, amplia y sostenida de la situación de los derechos humanos para garantizar la protección de todos los habitantes de Sáhara Occidental" .(Par. 78, S / 2019/282)

Como mínimo, el CSNU debería exigir la liberación de los presos políticos tal como se contempla en el Plan de paz inicial, así como ordenar al CICR que resuelva el problema de más de 400 saharauis desaparecidos sin más demora. Con este fin, es necesario investigar las numerosas fosas comunes por expertos independientes con el apoyo del CICR y la MINURSO.

La Unión Europea ha aprobado recientemente acuerdos comerciales con Marruecos que incluyen los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Estos acuerdos no cuentan con el consentimiento del pueblo saharaui o del Frente Polisario, reconocido por la ONU como un representante legítimo del pueblo saharaui. Los acuerdos también violan las sentencias del TJUE y las opiniones legales de la ONU y la UA sobre los recursos naturales del Sáhara Occidental. Más en serio, la UE se permite excluir arbitrariamente los territorios liberados de la República Saharaui y los habitantes de los campamentos de refugiados saharauis (los refugiados están igualmente preocupados por los recursos naturales saharauis como recuerda el propio Secretario General en su informe S / 2018 / 277 par.72 [1] ), que consagra la división del territorio impuesto por el muro de la vergüenza.

Es un ataque grave contra la integridad del Sáhara Occidental, tal y como se reconoce internacionalmente y viola la Ley constitutiva de la Unión Africana (UA). Cabe recordar que la resolución 2232 (XXI) del 20 de diciembre de 1966 y la resolución 2357 (XXII) del 19 de diciembre de 1967 de las Naciones Unidas reiteraron que cualquier destrucción de la integridad territorial de los territorios coloniales en el proceso de descolonización es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1960. Esta posición de la UE demuestra, cuando es necesario, la primacía de los intereses económicos y políticos sobre la promoción de la democracia y derechos humanos. La UE contribuye así a la financiación de los asentamientos marroquíes y alienta a las autoridades de ocupación a perseguir con impunidad las graves violaciones de los derechos humanos y la violación del derecho internacional y el derecho internacional humanitario. Esto priva al pueblo saharaui de cubrir sus aspiraciones legítimas consagradas en la legalidad internacional vigente, incluido su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia.

La UE está violando su propio tratado que establece, entre otras cosas, que "la acción de la Unión en el escenario internacional debe guiarse por ... el respeto a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional"

La Unión Europea ha puesto mucho entusiasmo, demasiado entusiasmo, para celebrar estos acuerdos ilegales que incluyen los territorios ocupados.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA imploran a la UE que ponga un poco de entusiasmo para ayudar seriamente a encontrar una solución a la cuestión del Sáhara Occidental, que todavía es responsable de España, miembro de pleno derecho de la UE. CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA también llaman a la UE para apoyar el mandato de extensión a los derechos humanos.


La política oficial de la OUA / UA con respecto a la cuestión del Sáhara Occidental se guió esencialmente por los principios y objetivos de la Carta de la OUA y la Ley Constituyente de la UA, en la descolonización total de los territorios africanos bajo ocupación extranjera. Los esfuerzos de solución africanos culminaron con la aprobación por la Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno de la OUA, en junio de 1983, la resolución AHG / Res. 104 (XIX) solicitó a las dos partes, el Reino de Marruecos y el Frente Polisario, que iniciaran (a) negociaciones directas para alcanzar (b) un alto el fuego, y (c) acordar las modalidades de un referéndum libre y justo sobre la libre determinación para el personas del Sáhara Occidental bajo la supervisión de OUA y de la ONU. La resolución AHG / Res. 104 (XIX) ha sido el instrumento sobre el cual la ONU ha fundado su proceso de paz. En este contexto, la ONU y la OUA elaboraron conjuntamente un plan de solución que fue acordado por las dos partes el 30 de agosto de 1988 y adoptado por las resoluciones 658 (1990) y 690 (1991) del Consejo de Seguridad. Durante el período posterior a la creación de MINURSO, la OUA y la UA apoyaron el proceso liderado por las Naciones Unidas (ONU) y expresaron su preocupación por la no solución de la cuestión del Sáhara Occidental.

Preocupado por la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, el Consejo Ejecutivo de la UA, reunido en su vigésima sesión ordinaria, que se celebró en Addis Abeba, del 23 al 27 de enero de 2012, adoptó la decisión EX.CL/Dec.689 ( XX) sobre los Vigésimo Noveno, Trigésimo y Trigésimo Primer Informe de Actividades de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP). Con respecto a la situación en el Sáhara Occidental, el Consejo Ejecutivo solicitó a la CADHP que lleve a cabo una misión en el territorio ocupado de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) con el objetivo de investigar violaciones de derechos humanos e informar a la próxima Sesión Ordinaria del Ejecutivo Consejo en enero de 2013. La importancia de esta decisión radica en que pone de relieve el creciente interés dado por la UA a la cuestión de los derechos humanos en los territorios ocupados de la RASD, así como la postura de la UA con respecto a la ocupación ilegal de Marruecos del Sáhara Occidental.

Anualmente, la UA toma decisiones similares sin triunfar, sin embargo, para llevar a cabo esta misión hasta hoy debido a los obstáculos del Reino de Marruecos, a pesar de reintegrarse a la UA en 2017.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA consideran que es hora de implementar todas las decisiones relevantes de OUA / UA sobre la cuestión del Sáhara Occidental y el pleno respeto de la Ley constitutiva de UA, que se aprobó en Lomé, Togo, el 11 de julio de 2000. Los líderes africanos subrayaron que la UA funcionará de conformidad a una serie de principios, incluidos, entre otros, la igualdad soberana y la interdependencia entre los Estados miembros de la Unión; respeto de las fronteras existentes en el logro de la independencia; y la prohibición del uso de la fuerza o la amenaza de usar la fuerza entre los Estados miembros de la Unión. Es sorprendente que Marruecos siga siendo el único país africano que ocupa por la fuerza parte de otro Estado miembro de la UA, es decir, la República Saharaui, en violación de los objetivos y principios del Acta Constitucional de la UA. Es importante destacar, en este contexto, el plan de acción (SP / ASSEMBLY / PS / PLAN (I)) adoptado por los Jefes de Estado y de Gobierno de la UA, reunidos en Trípoli, Libia, el 31 de agosto de 2009, en la Sesión Especial sobre la consideración y resolución de conflictos en África, que incluyó las medidas que debían tomarse para acelerar la resolución de situaciones de conflicto y crisis y consolidar la paz en África.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA llaman a UA a tomar todas las medidas para poner fin a la última situación de colonización en África, incluidas las sanciones políticas, diplomáticas, financieras, ...

Responsabilidades de los Estados.

Las graves violaciones a los derechos humanos, incluidas las desapariciones forzadas que afectaron al Pueblo Saharaui dejando más de 351 cadáveres, como reconoce Marruecos, constituyen ejecuciones ilegales de las cuales el Reino de Marruecos es responsable con la corresponsabilidad del Reino de España, quien sigue siendo el poder administrativo de derecho del territorio del Sáhara Occidental. Los secuestros también constituyen una violación del derecho internacional.

Desde la perspectiva del derecho internacional de los derechos humanos, la responsabilidad del Estado no es una cuestión de fondo si, por ejemplo, el estado reconoce la muerte durante las desapariciones forzadas o si cuál de los funcionarios del Estado ordenó la ejecución o muerte de saharauis; si los oficiales actuaron por iniciativa propia o por orden de sus superiores.

Las desapariciones forzadas de miles de saharauis constituyen también una violación de los Convenios de Ginebra. Al matar a cientos de saharauis durante las desapariciones forzadas, el estado de Marruecos también cometió crímenes de guerra incompatibles con los propósitos de las Naciones Unidas, su Carta y numerosas convenciones y tratados. de los cuales el Reino de Marruecos es estado miembro.

Las circunstancias de las desapariciones forzadas de miles de saharauis constituyen actos de tortura en los términos de la Convención contra la Tortura, ratificada por Marruecos y España. Finalmente, todos estos casos también pueden constituir hasta ahora desapariciones forzadas ya que no se ha establecido la ubicación, exhumación e identificación de sus restos.

Además, las desapariciones forzadas también forman parte de un plan de exterminio al pueblo saharaui tal y como lo reconoce la Audiencia Nacional en el caso de genocidio contra el pueblo saharaui, dictaminado por el juez Pablo Ruz del 9 de abril de 2015, donde 11 funcionarios marroquíes de alto nivel están procesados por su involucración en la comisión del delito de Genocidio y Tortura contra el pueblo saharaui.







Las cuatro organizaciones acogen con beneplácito la colaboración ejemplar del Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) que ha autorizado la exhumación e identificación de fosas comunes ubicadas en los territorios liberados junto a expertos independientes de la Universidad del País Vasco. Ha permitido exhumar, desde 2013, 15 cuerpos de los cuales 10 ya están identificados. Alentamos a la RASD a que continúe facilitando los trabajos de búsqueda de desaparecidos, así como a llevar a cabo las investigaciones pertinentes que puedan ayudar a localizar nuevas fosas comunes.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA han determinado, a lo largo de su investigación sobre desapariciones forzadas, que existen pruebas creíbles, lo que requiere una mayor investigación de la responsabilidad individual de los funcionarios marroquíes de alto nivel y los funcionarios españoles. Advierten contra un énfasis desproporcionado en la publicación de un informe a través de Internet donde se reconoce el crimen sin juzgar a los responsables. La búsqueda de justicia también requiere identificar a quienes, en el contexto de la comisión de tales delitos, han abusado o incumplido las responsabilidades de sus cargos de autoridad.

Hasta ahora, Marruecos y España no cumplían con los estándares internacionales con respecto a la investigación de muertes ilegales causadas durante desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias.

Marruecos por ser el responsable intelectual y material de los crímenes relacionados con las desapariciones forzadas y el genocidio cometido contra el pueblo saharaui. España, debido a su responsabilidad como poder de administración de iure del territorio del Sáhara Occidental y al hecho de que la mayoría de las personas desaparecidas y / o asesinadas no tenían otra condición que la nacionalidad española en el momento de la ejecución de las violaciones.

En 2004, Marruecos crea la Instancia de Equidad y Reconciliación que no pudo dar toda la verdad sobre las desapariciones forzadas, incluidos los casos saharauis.

España, que adoptó la Competencia Universal, reformada en 2009 y 2014, no llevó a cabo las sentencias españolas que persiguen a los funcionarios de alto nivel y no toma ninguna medida diplomática para facilitar la extradición de los responsables marroquíes o el envío de comisiones rogatorias españolas a Marruecos y el Sáhara Occidental.

CONASADH, ASVDH y AFAPREDESA consideran que bajo la Legalidad Internacional (Carta de las Naciones Unidas que reconoce la responsabilidad de España como Potencia Administrativa del Sáhara Occidental), las autoridades de Marruecos tenían la obligación legal de otorgar acceso a los Jueces e Investigadores españoles.

Además, Marruecos tenía la obligación internacional de cooperar con las autoridades españolas en la investigación de los asesinatos y las desapariciones forzadas de parte de la población saharaui. Dicha cooperación exigía necesariamente que dieran acceso a los territorios saharauis a las autoridades españolas de manera rápida y efectiva y de buena fe. La ocupación o el control de parte del Sáhara Occidental nunca tuvo la intención de permitir la impunidad.

Además, nos preocupa que los lugares donde se cometieron los crímenes, incluidas las fosas comunes, estén sujetos a destrucción, alteración y / o limpieza. Tememos que las escenas del crimen hayan sido limpiadas a fondo. Hasta ahora, Marruecos y España no han actuado de buena fe, y eso puede llegar a obstruir la justicia.

Las limitaciones y restricciones también fueron impuestas por las autoridades marroquíes a expertos independientes como sucedió en 2017: vea el extracto del Informe de WGEID A / HRC / WGEID / 111/1:

Responder a una carta de intervención inmediata.


91). El 19 de enero de 2017, el Gobierno respondió a la carta de intervención inmediata transmitida el 31 de octubre de 2016 y declaró que la visita era parte de actividades susceptibles de constituir una amenaza para el orden público. Por lo tanto, las personas afectadas fueron expulsadas del territorio marroquí de conformidad con la ley n ° 02-03, de 11 de noviembre de 2003, sobre la entrada y estancia de extranjeros en Marruecos.

Observación

92). El Grupo de Trabajo agradece al Gobierno de Marruecos por la información de fecha 19 de enero de 2017 sobre la carta de intervención inmediata de fecha 31 de octubre de 2016, mientras se sorprende por el contenido de la respuesta. El Grupo de Trabajo recuerda que el derecho de los familiares a conocer la verdad sobre el destino y el paradero de las personas desaparecidas es un derecho absoluto , no sujeto a ninguna limitación o derogación. El Estado no puede invocar ningún objetivo legítimo o circunstancias excepcionales para restringir este derecho.

Publicar un comentario

0 Comentarios