Los presos políticos saharauis sometidos a abusos "crueles" y "torturas"

Madrid, 12 Septiembre de 2019. -(ECSaharaui)



Por Lehbib Abdelhay/ECS 



Los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik que cumplen condena en las cárceles marroquíes por causas políticas o de conciencia están siendo torturados, lo que está generando un grave deterioro para su salud y poniendo en peligro la vida de 24 jóvenes.



La administración penitenciaria "Bouzacarn", sur de Marruecos, el martes (10 de septiembre de 2019) trasladó al preso político saharaui Mohamed Hassna Ahmed Salim Burial a la prisión local de Tiflet II al este de Rabat, capital de Marruecos, casi tres meses después de otro traslado anteriormente.

Durante el traslado, el preso político saharaui fue torturado y sometido a malos tratos crueles por el jefe de la prisión de Bouzacarn, Abdel Rahim El Hattab. El jefe de la prisión le insultó y le golpeó, según adelantó anoche la Asociación para la Protección de los Prisioneros Saharauis en las cárceles narroquies en un comunicado difundido.

Por otra parte, la hermana del preso político saharaui, Sidi Abdallah Ahmed Sidi Abha, que se encuentra en la prisión local en Tiflet 2, al este de Rabat, capital de Marruecos, dijo el miércoles 11 de septiembre de 2019 que su hermano comenzará una huelga de hambre abierta partir de principios de octubre por razones relacionadas con su acoso y abuso cruel y la negativa de la administración de la prisión a proporcionarle atención médica.



Sidi Abdallah Abha decidió, hace aproximadamente una semana, boicotear las llamadas telefónicas permitidas una vez por semana como un paso para denunciar la política de desprecio y dilación.

En un contexto relacionado, la administración de la prisión local Ait Melloul II el miércoles 11 de septiembre de 2019, y alrededor de las 8 a.m. registró la celda del prisionero civil saharaui Abdel Moula Mohamed al-Hafiz de una manera provocativa y degradante acompañada de insultos y malos tratos.

La hermana de este preso político saharaui, afirmó que la humillante operación de registro contra Abdelmoula Mohamed El Hafedh tenía como objetivo provocarlo e intimidarlo, especialmente este último fue trasladado recientemente de la prisión de Oudaya en Marrakech, Marruecos. Algunos de los militares que los acompañaron golpearon y torturaron al prisionero saharaui y destruyeron parte de pertenencias personales.

Las autoridades marroquíes les niegan la asistencia que necesitan de "forma deliberada" para "castigarles, humillarles y finalmente dejarles a morir.

Según afirman familiares de los presos desde El Aaiún, las autoridades penitenciarias se niegan a ofrecer tratamiento a sus allegados aunque ello ponga en peligro la vida de los enfermos más graves.

La salud mental de los presos es también fuente de inquietud para sus familiares. Aceleran su desgaste psicológico prácticas como el encierro en celdas de aislamiento y la incertidumbre ante procesos judiciales justos que se eternizan.



Dada esta situación, varios presos políticos saharauis con problemas de salud en cárceles marroquíes han optado por iniciar una huelga de hambre para forzar a las autoridades de Marruecos a proporcionarles atención médica.

Publicar un comentario

0 Comentarios