La Agencia EFE derrapa en el Sáhara Occidental declarando Marruecos como «potencia administradora» y cita el puerto de Dajla como «marroquí»




Madrid, 07 Septiembre de 2019. - (ECSaharaui)

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Imagen relacionada

En una abierta colisión con el estatuto jurídico internacional del territorio y comportándose como un auténtico pirata, la agencia española EFE, ha tratado el Sáhara Occidental, como un territorio administrado por Marruecos y habla de un Dajla "marroquí".

En una columna muy detalla sobe las propiedades de España en limbo jurídico en el Sáhara Occidental firmada por su enviado en Rabat Javier Otazu, la agencia utilizó, a diferencia de las resoluciones de las Naciones Unidas y el derecho internacional, la colonia española como "administrada" (en vez de ocupado) por Marruecos y que Dajla es "marroquí".



Una vergüenza. Un fiasco. Con estos adjetivos, a la hora de tratar la situación en las Zonas Ocupadas del Sáhara Occidental; los artículos con la que EFE pretendía hacer un supuesto estudio, para elaborar un informe sobre los 200 propiedades en el limbo jurídico que tiene España en su colonia del norte de África.





Y hay motivos que deberían hacer saltar las alarmas entre los activistas y las instituciones saharauis, porque lo que está pasando con EFE en el Sáhara Occidental ya salta a varias leguas. Y ello, teniendo en cuenta la ya célebre propensión marroquí a infiltrarse en todos los medios, agencias de noticias y las diferentes instituciones europeas donde se aborda la cuestión saharaui. Y sino, que se lo pregunten a los belgas, cuya capital, por albergar a algunos organismos de la Unión Europea, está infestada de espías marroquíes.

Sin duda alguna, el daño, en términos de imagen internacional, que la agencia española EFE se ha hecho a si misma tardará tiempo en curarse. La agencia, a diferencia a los mayores medios de comunicación franceses, se ha visto utilizada por el Majzén.



Al fin y al cabo, los saharauis no exigían otra cosa que el escrupuloso respeto al estatuto jurídico internacional del territorio, estatuto que, a ojos de EFE, parece haber cambiado, toda vez que su capacidad de diagnóstico ha sido infestada por agentes marroquíes.


El Sahara Occidental es un territorio que Marruecos ocupó con la complicidad y cobardía de España. Mientras re-escriben la historia hablando de la Marcha Verde por la que Marruecos tomó el territorio administrado desde Madrid, los documentos de la CIA cuentan una historia completamente distinta.

La ONU sigue pidiendo la aplicación de la resolución 690 del 29 de abril de 1991, que exige la realización de un referéndum por la autodeterminación del Sahara Occidental; actualmente ocupado por Marruecos que lo denomina "las provincias del sur" y se niega a que los saharauis voten por su futuro e independencia.

En un intento de legitimarse frente al exterior, Marruecos pretende equiparar la independencia del Sahara Occidental con los movimientos independentistas catalán y vasco en España. Esto, además de una completa distorsión de la realidad es una forma de eliminar la historia y el contexto a partir del cual surge el conflicto con el Sahara y que no tiene nada que ver con los secesionismos dentro del territorio español.


Los intentos de desvirtuar el Derecho Internacional: títulos viciados, política de hechos consumados y guerra.

Tras el demoledor dictamen del Tribunal de La Haya, Marruecos intentó apropiarse del Sáhara Occidental por dos vías: una, la de intentar conseguir títulos jurídicos que anulasen el dictamen, tarea esta condenada al fracaso; la otra, simplemente, la de los hechos consumados con el auxilio de la fuerza. Ambas tácticas se utilizaron simultáneamente y tuvieron un efecto en gran medida contraproducente para Marruecos, pues los títulos jurídicos esgrimidos no consiguieron legitimar el uso de la fuerza y éste dio una relevancia política al Frente Polisario mayor de la que tenía al inicio del conflicto.





1. La primera táctica marroquí después de la derrota de La Haya fue la invasión del territorio para argüir una política de hechos consumados. La invasión se hizo por dos lugares y modos distintos: invadió el territorio, militarmente por su frontera oriental y por medio de la “marcha verde” por su frontera occidental. El Consejo de Seguridad dictó una resolución el 6 de noviembre de 1975 exigiendo que Marruecos “retire inmediatamente del territorio los participantes en la marcha (verde)”.

2. El nuevo fracaso llevó a Marruecos a intentar ganar un título jurídico para su ocupación con el Acuerdo de Madrid de 14 de noviembre de 1975. Sin embargo, este título, ya débil en su origen, tiene tres características importantes: primero, no transfiere la “soberanía” sobre el territorio, sino sólo la “administración”; segundo, esa transferencia se hace, no a Marruecos, sino a una entidad tripartita (España-Marruecos-Mauritania); y, tercero, esa transferencia se opera sólo por un tiempo limitado (hasta el 26 de febrero de 1976), pasado el cual ese título caducó, si es que llegó a tener validez jurídico-internacional, convirtiéndose la presencia marroquí en puramente fáctica. Pero no sólo eso, es que además, la práctica de Naciones Unidas lo ha desautorizado.

Publicar un comentario

1 Comentarios