Nueva Zelanda es el único país en el mundo que compra el fosfato saharaui a Marruecos

Madrid, 28 Agosto de 2019. -(ECSaharaui)



Por Salem Mohamed /ECS 


Imagen relacionada

Nueva Zelanda es el único país que queda en el mundo que todavía financia la ocupación ilegal del Sáhara Occidental. La compañia Ravensdown y Balance Agri-Nutrients son los únicos dos clientes que aún continúan comprando el fosfato robado de la colonia española, informa el digital n
eozelandés Scoop.

Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica e incluso Australia han dejado de comprar este 'fosfato de sangre' debido a las violaciones de derechos humanos causadas por esta brutal y horrible ocupación.




"Nos estamos reuniendo en el puerto de Lyttelton para protestar contra el barco de transporte Amoy Dream, que transporta miles de toneladas de fosfato robado. Exigimos que Ravensdown y Balance Agri Nutrients dejen de importar fosfatos de una mina operada por la empresa marroquí OCP en el territorio ilegalmente ocupado del Sáhara Occidental", dijo Josie Butler, portavoz del grupo Otautahi.

El año pasado, un barco que transportaba fosfatos con destino a Nueva Zelanda fue detenido en Sudáfrica, ya que sus tribunales dictaminaron que la carga fue robada al pueblo del Sáhara Occidental. Un barco también fue detenido en Panamá por la misma razón.

El Sáhara Occidental fue invadido por Marruecos en 1975. Debido a esta ocupación, alrededor de 165,000 personas aún viven en un campamento de refugiados en la vecina Argelia a pesar de un plan de paz de la ONU que propuso un referéndum para la independencia del Sáhara Occidental en 1991. El pueblo saharaui está separado de su tierra natal por un muro de arena de 2700 km personificado por 120,000 soldados. "La ocupación es brutal", dijo Josie Butler, portavoz del grupo Otautahi, "creo que la gente de Christchurch estaría horrorizada si saben que una empresa local está financiando tal injusticia".




Las autoridades saharauis piden a las agroalimentarias Ravensdown LTD y Ballance "dejar de robarles su futuro". Las dos cooperativas de fertilizantes de Nueva Zelanda son las dos últimas compañías que todavía importan de la región ocupada, aparte de una compañía india parcialmente propiedad de la familia real marroquí. El representante del Frente Polisario en Nueva Zelanda, Kamal Fadel afirma que el comercio de fosfatos financia la ocupación y también significa "reconocimiento de facto" del reclamo de Marruecos sobre el territorio.

"Ravensdown Take Em Down Otautahi apoya el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui", dijo Butler, "Ravensdown y Ballance deberían dejar de comerciar con "fosfato de sangre" hasta que los saharauis consigan un referéndum para su independencia".

Publicar un comentario

0 Comentarios