Marruecos se ofreció a EE.UU en el "Acuerdo del Siglo" a cambio de legitimar su ocupación del Sáhara Occidental



● Los observadores notan que Mohamed VI está más cerca de los israelíes que de los palestinos. Durante la época del rey Hassan II, Tel Aviv había asesorado a Marruecos en la gestión de la guerra del Sahara Occidental.


Madrid, 04 Agosto de 2019. -(ECSaharaui) 

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Mohamed VI se reúne con Kushner/ agencias 


El yerno de Donald Trump y su principal asesor, Jared Kushner, al inicio de su segunda gira regional para encontrar apoyo para su plan de paz israelí-palestino, se reunió el pasado 31 de julio con funcionarios del Estado marroquí. Sus próximas visitas serán. Asistió a esa reunión el enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt.



El rey de Marruecos preside actualmente el Comité Al Quds, una organización internacional que reúne el apoyo árabe a la causa palestina y cuyo objetivo es trabajar por la preservación del patrimonio religioso, cultural y urbano de la Ciudad Santa ocupada por Israel.

Es por esta razón que Jared Kushner decidió reunirse con el monarca durante su primera gira. En realidad, el Comité de Al Quds no tiene ningún peso económico o político. No se ha distinguido por ninguna acción digna de ser reportada en casi medio siglo de existencia.

Marruecos está utilizando principalmente este Comité, creado por iniciativa de la Organización de la Conferencia Islámica, como una herramienta diplomática "complementaria"para chantajear.

¿Qué posición adoptará Mohamed VI con respecto a la hoja de ruta de Jared Kushner?.

Según observadores internacionales, Marruecos había pedido apoyo político a Washington en el conflicto del Sáhara Occidental a cambio de firmar el "Acuerdo del Siglo" que tumba por completo las aspiraciones palestinas de crear un Estado propio e independiente.

El supuesto se mantiene, especialmente cuando Estados Unidos se ha convertido, con los años, en un actor crucial en las discusiones sobre el futuro del Sáhara Occidental. Un actor que cada vez apoya más el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. 

La cuestión del Sáhara Occidental fue tratada entre Kushner y Mohamed VI ya que, según un portavoz del palacio real marroquí, las discusiones entre el monarca y el yerno de Trump se centraron en el "fortalecimiento de la asociación estratégica entre los Estados Unidos y Marruecos, y desarrollos en la región del norte de África y Oriente Medio", según reveló el rotativo argelino El Watan.

Los mismos observadores notan que Mohamed VI está más cerca de los israelíes que de los palestinos. En la época del rey Hassan II, Tel Avivha asesorado a Marruecos en la gestión de la guerra del Sahara Occidental. No es una coincidencia que los especialistas mencionen similitudes entre los conflictos saharaui y palestino-israelí.

Yahia Zoubi, director de investigación geopolítica en Kedge Business School, cree que el conflicto en el Sáhara Occidental ha sido "israelizado" para imponer una ocupación de facto.

"La israelización del conflicto del Sáhara Occidental consiste en adquirir territorios, colonizar asentamientos y garantizar que este tipo de ocupación sea aprobada por la comunidad internacional", dijo en una conferencia celebrada el mes pasado y titulada: "Situación actual en el Sáhara
Occidental", organizada en Amiens, Francia.

Es probable que Marruecos sea el único país de la Liga Árabe que apoye el plan de paz de Jared Kushner, que fue rechazado recientemente por el rey Salman de Arabia Saudita. Los palestinos han estado boicoteando a la administración estadounidense desde diciembre de 2017, cuando el actual presidente Donald Trump rompió con décadas de consenso al reconocer a Al Quds como la capital de Israel.






Los palestinos consideran que la parte oriental de la ciudad es la capital del Estado al que aspiran y han rechazado de antemano el plan de paz de EE. UU., teniendo en cuenta la posición de laadministración de Trump

La otra razón de la negativa de los palestinos es que Jared Kushner, a quien su suegro le ordenó alcanzar un "acuerdo final" entre los israelíes y palestinos, se niega a hablar de la llamada "solución de dos Estados firmada y adootada por la Asamblea General en 1947.