Marruecos reconoce la existencia de terroristas en Casablanca y el Frente Polisario refuta la propaganda sobre el artículo publicado en Wall Street Journal

Madrid, 12 Agosto de 2019. -(ECSaharaui)



Por Lehbib Abdelhay/ECS 



El representante del Frente Polisario ante las Naciones Unidas, Dr. Sidi Mohamed Omar, respondió a lo anunciado hoy por la prensa marroquí sobre una tribuna publicada ayer por el periodista Dion Nissenbaum en el rotativo americano Wall Street Journal. En una declaración del representante del Frente Polisario en Nueva York, Sidi Omar dijo que no es nada nuevo, "estamos acostumbrados a la propaganda de trompetas utilizada por el Estado de ocupación marroquí para servir a su agenda colonial sobre engaños e ilusiones para el consumo propagandístico interno y externo.



Algunos medios de comunicación marroquíes han afirmado que la propia revista estadounidense (no el periodista) habló sobre la posición oficial de la administración americana, a saber, lo que llamó su "oposición al establecimiento de un Estado independiente" en el Sáhara Occidental. Otro tema promovido por los medios marroquíes es la afirmación de que la revista habló sobre los vínculos del Frente Polisario con el "terrorismo".

Para aclarar los hechos y refutar estas afirmaciones, habrá que repasar varios temas al respecto

Sobre el primer punto, lo que el periodista dice literalmente es que, según funcionarios marroquíes y occidentales involucrados en las negociaciones, "la administración Trump dejó en claro en conversaciones privadas que Estados Unidos apoya a Marruecos en su oposición a un "Estado independiente" en el Sáhara Occidental. Lo que la prensa marroquí citó son las simples palabras atribuidas a funcionarios marroquíes y occidentales (Dios sabe cuál es su identidad) y no a ninguna institución oficial o responsable estadounidense".



"En este punto en particular, permítenme enfatizar que la posición oficial de los Estados Unidos de América sobre la cuestión del Sáhara Occidental, ha sido testigo de muchos desarrollos a lo largo de las diversas fases del conflicto, como lo demuestran los recientes documentos desclasificados por la CIA. Sin embargo, en resumen, hay dos elementos a destacar en este contexto:

- Primero, la afirmación oficial de la administración estadounidense de que no reconoce ninguna soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental cuando firmó un acuerdo de libre comercio con Marruecos en julio de 2004.

- En segundo lugar, el apoyo oficial y explícito de la administración a una solución política para garantizar el derecho a la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental, como lo confirman todas las declaraciones públicas hechas por diplomáticos estadounidenses tras la aprobación de las recientes resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la renovación del mandato de la MINURSO.



- Tercero, durante los últimos dos años, se llevaron a cabo cinco reuniones oficiales entre funcionarios estadounidenses y saharauis, principalmente a pedido de la parte estadounidense. En estas reuniones en Washington, DC y en dos capitales europeas y capitales africanas, los funcionarios estadounidenses nunca han expresado su oposición a un Sáhara Occidental independiente, pero siempre han afirmado su posición oficial, que mencioné anteriormente, y la necesidad de negociaciones directas entre las partes sin condiciones previas para una solución conforme con las resoluciones del Consejo de Seguridad. 

Además, estas reuniones también fueron una oportunidad para que la parte saharaui asegure a los funcionarios estadounidenses la posición de principios del Frente Polisario de defender, por todas las vías legítimas, el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia, "que es un derecho inalienable y no negociable", y que el objetivo final de la lucha legítima del Frente Polisario es lograr la independencia total y la restauración de la soberanía en todo el territorio nacional", afirma Omar.

En cuanto a las acusaciones relacionadas con el terrorismo, lo que ha sido distorsionado por los medios de propaganda marroquíes es que la referencia en el artículo mencionado al llamado Estado Islámico y a Al-Qaeda vino como parte de una declaración hecha por el propio Ministro de Asuntos Exteriores y cooperación internacional, Nasser Bourita, en una entrevista realizada en Rabat con el autor del artículo. Por lo tanto, no es un informe explícito del periodista o la propia revista Wall Street Journal sobre el tema, sino más bien una declaración de un funcionario marroquí.



"Hay que destacar, añade Omar, que el Ministro de Relaciones Exteriores de la Potencia ocupante ha confesado literalmente en dicha declaración la existencia de terroristas en Marruecos y en la ciudad de Casablanca en particular, y no podemos hablar aquí sobre el vínculo del régimen marroquí con el terrorismo y el narcotráfico, trata de seres humanos y el crimen organizado, que son conocidos por todos"

En resumen, como de costumbre, la propaganda marroquí, dirigida principalmente al consumo interno, solo pretende sembrar la ambigüedad y barajar las cartas en un momento en que el régimen ocupante demuestra su total fracaso para legislar su ocupación y la anexión ilegal de partes del Sáhara Occidental, que, como reconoce la ONU, sigue siendo un problema de descolonización pendiente de resolución en el marco de los principios de la legitimidad internacional y las resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Publicar un comentario

0 Comentarios