EXCLUSIVO | La verdad sobre la presencia militar en el sur del Sáhara Occidental, en El Guerguerat

Nuadibú (Mauritania), 05 Agosto 2019. -(ECSaharaui)




Por Elhadj Mohamed Lamin/ECS 




El Ejército de Liberación Popular Saharaui ha negado presencia de tropas terrestres cerca del área de El Guerguerat, en el sur del Sáhara Occidental, según informa una fuente de la defensa saharaui a ECS.

Marruecos ha emprendido durante los últimos días, tras la visita exitosa del presidente de la república a Mauritania, una frenética campaña de desinformación mediática y diplomática sin precedentes en una maniobra que pretende falsear la realidad de los hechos sobre el terreno y crear confusión dentro de la opinión pública.

En este sentido, cabe destacar que el Acuerdo Militar Nº 1 que regula el cumplimiento del Alto el Fuego entre los dos ejércitos establece que el muro de la vergüenza sea la línea divisoria entre las tropas, hasta tanto se celebre el referéndum de autodeterminación y determinar el status final del territorio, y ha habilitado al este de la muralla, una zona de separación representada por un cinturón colindante al muro con 5 km de ancho que se extiende a lo largo de 2700 km.




Por otra parte, el presidente saharaui y secretario general del Frente Plisario, Brahim Gali, sostuvo hace un semana, en un discurso pronunciado durante la inauguración del Programa de verano para los jóvenes saharauis, en Chahid Alhafed, que “ Tenemos la obligación de prepararnos para garantizar la protección de nuestro pueblo y la paz perpetua en nuestro territorio”. Un pretexto perfecto que utilizó Marruecos para desviar la atención sobre los logros diplomáticos y la visita del presidente saharaui a Mauritania. Brahim Gali fue el único presidente árabe en asistir a la ceremonia de toma de posesión del presidente electo de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani.



¿A QUÉ NOS ENFRENTAMOS?

A bulos lanzados por webs pro marroquíes, noticias con datos erróneos, contenido audiovisual manipulado o descontextualizado, informaciones que conectan datos o hechos con imágenes falsas, a noticias fraudulentas, a textos satíricos, términos que el lector debe enfrentar en estos días o cada ves que Marruecos se siente aislado del panorama regional del norte de áfrica.

La circulación masiva de estas formas de desinformación lanzadas por los servicios marroquíes ha creado una "intoxicación informativa a gran escala en lo relacionado al Sáhara Occidental.

En medio de este ruido, lo que queda en la mente de la gente es la confusión. O una "emoción intensa" que los lleva a compartir la información rápidamente.

LA SITUACIÓN EN EL GUERGUERAT

El área de El Guerguerat, el puesto fronterizo ilegal en el extremo sur del Sáhara Occidental, protagoniza una crisis silenciosa entre Marruecos y Mauritania. El pasado 16 de junio las autoridades de ocupación marroquíes bloquearon el puesto fronterizo con Mauritania alegando que una decena de jóvenes saharauis acampan en el pavimento e impiden el paso de los camiones de gran tonelaje. En este caso, las fuerzas de ocupación nunca intervinieron para dispersar a los manifestantes.

En cambio Marruecos obliga así a los barcos que faenan en aguas mauritanas a dejar su mercancía en Dajla (Sáhara Occidental) e incitar a España a que modifique el acuerdo pesquero Unión Europea-Mauritania de tal forma que a los barcos se les permita atracar en Dajla. Hasta ahora no podían hacerlo.

Para eso, Marruecos lleva bloqueando desde hace dos meses el paso fronterizo ilegal de El Guerguerat a los camiones de pescado procedentes de Mauritania hasta que se pudre su mercancía.




Con esta operación de estrategia barata, Marruecos le da a Mauritania por donde más le duele: su polo económico de Nuadibú; el puerto y las divisas. Y de paso asestar un mensaje claro al nuevo presidente mauritano Ould Ghazouani.

Cerca de 800 camiones españoles cargados de pescado y otras mercancías, procedentes de Mauritania, esperan cruzar hacia los territorios ocupados del Sáhara Occidental para poder seguir hacia el interior de Marruecos, y luego a España. Las autoridades de Rabat no están conforme con la idea de que los camiones españoles cargan la pesca mauritana en Nuadibú y cruzan por el Sáhara Occidental, un territorio que ocupa, y Marruecos hasta Algeciras en España.