Un conflicto africano de larga data, atrae la atención inusual de la Casa Blanca

● Un conflicto africano de larga data atrae la atención inusual de la Casa Blanca.


Madrid, 11 Agosto de 2019. -(ECSaharaui)

Por WSJ/Lehbib Abdelhay | ECS 


Imagen relacionada
FAROUK BATICHE/AFP/GETTY IMAGES


El campo de minas más largo del mundo se extiende a miles de kilómetros a través del muro de la vergüenza construido por Marruecos en el Sáhara Occidental, abriendo un camino a través de uno de los conflictos más olvidados de África (...).

Durante casi tres décadas, unos pocos cientos de soldados de las Naciones Unidas han garantizado de que esta línea de 1.700 millas, que separa a los soldados marroquíes de las unidades militares saharauis que luchan por la independencia, se haya mantenido en silencio.

Para la ONU, esta pequeña misión de mantenimiento de la paz es un éxito. Pero para la Casa Blanca, es un fracaso, tema que el asesor de seguridad nacional del presidente Trump, John Bolton, se ha centrado en la prueba "A" de las deficiencias de la ONU y el orden internacional que representa.

Bolton está poniendo todo el peso de la Casa Blanca detrás de un plan para resolver el conflicto del Sáhara Occidental girando los tornillos en la ONU y tratando de obligar a las partes rivales a llegar a un acuerdo político.



"Esta administración ha sido clara sobre su deseo de administrar eficazmente los recursos finitos en el país y en el extranjero", dijo un alto funcionario de la administración Trump. "Ni nosotros ni nuestros socios internacionales deberían estar inmersos en (...) conflictos congelados".

La ONU gasta más de 6.6 mil millones de dólares cada año en ls operaciones de mantenimiento de la paz. La misión en el Sáhara Occidental, Minurso, cuesta alrededor de 50 millones de dólares al año, y un contingente formado por 250 soldados de las Naciones Unidas desplegados allí para vigilar el alto el fuego sin contar con más competencias.

Los esfuerzos de la Casa Blanca para resolver este pequeño problema africano conllevan riesgos. El fracaso podría avivar el descontento en uno de los pocos focos de estabilidad que quedan en el norte de África, creando nuevas oportunidades para que el Estado Islámico o Al Qaeda (apoyados por Msrruecos) se expandan.

El Sáhara Occidental es un área del tamaño de Colorado (EE.UU) con aproximadamente medio millón de habitantes, no es conocido por mucho más que un conflicto que pasa desapercibido. Pero es el hogar de la más antigua de las siete operaciones activas de mantenimiento de la paz de la ONU en África.

En 1991, la ONU negoció un acuerdo de arreglo para poner fin a los 16 años de la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario sobre la antigua colonia española hasta 1975.

El año siguiente, concretamente en 1976, el Frente Polisario, en representación legítima de todos los saharauis, proclama la RASD, la República Árabe Saharaui Democrática. Durante los siguientes 16 años, los combates se apoderaron de la región, matando a miles de civiles saharauis que fueron bombardeados por aviación marroquí y francesa.



Cuando la ONU negoció el acuerdo de paz de 1991, Marruecos ocupaba aproximadamente dos tercios del Sáhara Occidental. El Frente Polisario aseguró bajo su control una franja del territorio que se extiende a lo largo de la frontera de Argelia y Mauritania. Marruecos construyó una berma (el muro de la vergüenza) de 2,400 kilómetros con alambre de púas, 7 millones de minas y más de 120,000 soldados.

El conflicto ha permanecido en gran parte tranquilo desde entonces

¿Por qué Bolton se preocupa tanto por un rincón relativamente tranquilo del mundo cuando abre otros frentes con Irán, Corea del Norte, Venezuela y Libia? Si bien el Sr. Bolton se negó a comentar al asunto a las personas mas cercanas a él, porque considera el tema del Sáhara Occidental como algo personal suyo.

Como funcionario del Departamento de Estado, ayudó en 1991 a redactar el acuerdo original de la ONU que puso fin a los enfrentamientos entre Marruecos y el Frente Polisario. Unos años más tarde, se asoció con el ex Secretario de Estado James Baker en un esfuerzo infructuoso de cuatro años para llegar a un acuerdo para celebrar el referéndum.

En 2005, cuando Bolton fue nombrado embajador de la ONU por el ex presidente George W. Bush, nuevamente buscó un acuerdo. Amenazó por primera vez eliminar la misión de paz de la ONU, conocida como Minurso, sus iniciales, al usar el poder de los Estados Unidos para vetar el mandato, liberando al Frente Polisario del alto el fuego con Marruecos.


Bolton tuvo una nueva oportunidad para abordar el problema el año pasado, cuando el presidente Trump lo nombró asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Después de tomar el puesto de West Wing, Bolton encargó al Consejo de Seguridad Nacional que cambiara su estrategia y amenazó nuevamente con vetar la misión de mantenimiento de la paz sin avanzar en las conversaciones.

"Necesitamos ver un progreso efectivo en la resolución de las causas subyacentes del conflicto para que no sigamos gastando recursos limitados en interminables misiones de mantenimiento de la paz", dijo el alto funcionario de la administración Trump.

En diciembre pasado, Bolton señaló la misión de la ONU en el Sáhara Occidental como su ejemplo "favorito" de fallas de la ONU.

"Todo lo que queremos hacer es celebrar un referéndum para los 70,000 votantes", dijo cuando dio a conocer la nueva estrategia de la administración de Trump para África. "Han pasado 27 años. ¿Veintisiete años y todavía están allí? ¿Cómo puedes justificar eso?

Hasta ahora, la presión estadounidense ha tenido un efecto

Por primera vez desde 2012, Marruecos se sentó en la misma mesa con el Frente Polisario en diciembre pasado cuando la ONU lanzó una nueva ronda de conversaciones para solucionar el problema.



El pueblo saharaui estaba eufórico, viendo en el Sr. Bolton un salvador potencial. Los funcionarios marroquíes temen que simpatice demasiado con los saharauis.

"Por favor, denle al Sr. Bolton un fuerte abrazo por parte del pueblo saharaui", dijo Hmad Hammad, un descartado activista saharaui desde El Aaiun. "Dependemos de él, apreciamos lo que está haciendo por el pueblo del Sáhara Occidental y seremos buenos amigos de los Estados Unidos".

Pero aquellos que esperan levantar su bandera sobre un Sáhara Occidental independiente probablemente se sentirán decepcionados por la administración de Trump. Dejó en claro en conversaciones privadas que Estados Unidos respalda a Marruecos en su oposición a la creación de una nación independiente, según funcionarios marroquíes y occidentales involucrados en las negociaciones.

Esas garantías ayudaron a que Marruecos volviera a las conversaciones

Los líderes marroquíes todavía se preocupan de que las simpatías de Bolton estén con los activistas de la independencia que desean votar sobre el futuro del territorio y expresaron su preocupación de que terminar con la misión de la ONU podría crear un vacío peligroso.

"¿El peligro para Estados Unidos es de 230 personas de la Minurso o ... en el hecho de que el Estado Islámico y Al Qaeda pueden atraer a personas de Indonesia, de Casablanca y de otros lugares?", Dijo el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, en una entrevista con The Wall Street Journal en su oficina en Rabat.

Pero los funcionarios involucrados en las conversaciones dijeron que Estados Unidos ha dejado en claro que Washington no apoyará un plan que conduzca a una nueva nación africana. Ese acuerdo tácito podría no funcionar bien con los saharauis.



Marruecos ha gastado millones transformando El Aaiun, la antigua capital española del Sáhara Occidental, en una ciudad desértica en funcionamiento de aproximadamente 200,000 personas. Los marroquíes que se mudaron al Sáhara Occidental ahora superan en número a la población saharaui local, dicen las autoridades, lo que complica un posible referéndum.



Funcionarios de la ONU elogiaron en privado a Bolton por incitar a las partes en conflicto a las conversaciones"Creo que puede tomar mucho crédito por lo que ha sucedido hasta ahora", dijo un funcionario de la ONU. "Debería disfrutar un poco de esos laureles antes de avanzar hacia la próxima crisis". La situación podría llegar a un punto crítico en octubre, cuando expire el mandato de mantenimiento de la paz.

Estados Unidos respaldó una renovación de la operación de mantenimiento de la paz de la ONU en abril, pero está amenazando con un veto en octubre si la ONU no puede avanzar en la vía política. Funcionarios de todas partes temen que la presión de la administración Trump pueda ser contraproducente.

Publicar un comentario

0 Comentarios