El Consejo de Seguridad de ONU no incluye la cuestión del Sáhara Occidental en su programa de trabajo para agosto

Nueva York, 05 Agosto de 2019. -(ECSaharaui)


Por Lehbib Abdelhay/ECS 



La cuestión del Sáhara Occidental nuevamente no forma parte del programa de trabajo mensual del Consejo de Seguridad de la ONU para el mes de agosto, según el programa del CSNU que se publicó este viernes.

Bajo presidencia rotatoria de Polonia para el mes de agosto, el cronograma hecho público por el organismo internacional no incluye reuniones sobre el tema del Sáhara Occidental.

Es el cuarto mes consecutivo que el programa de trabajo del Consejo de Seguridad no aborda la cuestión del Sáhara Occidental después de la aprobación de la última resolución 2468 en el pasado mes de abril.

El Secretario General de la ONU aún no ha designado un nuevo enviado personal al Sáhara Occidental después de que el ex presidente de Alemania, Horst Köhler, renunciara en mayo su cargo por problemas de salud.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 31 de abril extender por otros seis meses el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), tras entrar a debatir el fondo de la cuestión para una solución que prevea la libre determinación del pueblo saharaui.

La decisión de prorrogar la MINURSO hasta el 31 de octubre de 2019, adoptada por unanimidad (13 en favor 2 abstenciones: Rusia y Sudáfrica), se tomó en la resolución 2468 presentada por EE.UU. de carácter "no técnico", ya que el Consejo de Seguridad tomó más decisiones sobre la continuidad de un proceso que está totalmente atascado desde 2012.

El Consejo también pidió al secretario general de la ONU elaborar un informe sobre el avance de las negociaciones en los próximos 60 días

El texto de la resolución, promovido por el denominado "grupo de amigos del Sáhara Occidental", que incluye a Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y España, señala que el objetivo de la prórroga es analizar en profundidad la última iniciativa de paz iniciada por el ex enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Kőhler.



Por lo demás, la resolución 2468 se limitó a encomiar el trabajo del representante personal del secretario general de la ONU, Antonino Guterres, para el Sáhara Occidental, Horst Kőhler.

El proyecto de resolución fue presentado por los Estados Unidos no logró apoyo unánime: Rusia y Sudáfrica lo consideran desequilibrado porque no reflejaba todas las observaciones recomendadas por el secretario general de la ONU en su último informe sobre el Sáhara Occidental, en particular los que se refieren a las violaciones de alto el fuego, los derechos humanos y medidas de fomento de la confianza.

Si bien Estados Unidos quería que el texto se aprobara por consenso, la votación del pasado 31 de abril registró la abstención de Rusia y Sudáfrica.

Rusia considera que el principio de autodeterminación del pueblo saharaui, no ha sido suficientemente enfatizado en el nuevo proyecto de resolución.

Esta noción se menciona dos veces en el texto, pero los miembros del Consejo, incluida Rusia, sugirieron agregar una tercera referencia para resaltar "la solución mutuamente aceptable que proporciona la autodeterminación del pueblo saharaui".

Además, y en contra del informe del Secretario General, el texto no designa a Marruecos como la parte que cometió las violaciones del alto el fuego e impuso restricciones a la libertad de movimiento del personal de la Minurso y el Enviado especial del secretario general de la ONU, Horst Kohler.



El proyecto de resolución simplemente pidió a ambas partes en el conflicto que eviten cualquier acción que pueda socavar el proceso de las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad reconoce en el proyecto de resolución que "el status quo no es aceptable", y señaló que "el avance de las negociaciones es esencial para mejorar la calidad de vida de los saharauis en todos sus aspectos".