Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas: Más de 400 familias saharauis siguen sin noticias de sus familiares desaparecidos.

Madrid, 31 Agosto de 2019. -(ECSaharaui)

Por Carlos Crisóbal y Lehbib Abdelhay/ECS

Resultado de imagen de desaparecidos saharauis

Más de 400 familias siguen sin noticias de sus familiares desaparecidos a raíz de su secuestro por las autoridades españolas directamente (caso Sidi Mohamed Basiri, el 18 de junio de 1970), con su complacencia (casos de desapariciones forzadas del 31 de octubre de 1975 al 26 de febrero de 1976) y bajo su responsabilidad jurídica para todos los casos posteriores. 

Si bien la responsabilidad material es responsabilidad directa de las autoridades de ocupación marroquíes, España sigue siendo responsable jurídicamente como potencia de iure del territorio del Sahara Occidental.

El día Internacional del Detenido Desaparecido se instauró por iniciativa de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Fedefam).







La Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 30 de agosto como Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

La tortura, el terror, la muerte, conforma las características principales de los secuestros. El cautiverio prolongado genera desesperación e inseguridad en toda la sociedad.

El secuestro ha sido utilizado como estrategia tanto por grupos terroristas como por los propios estados. Es por ello que la Carta de las Naciones Unidas impone a los Estados la obligación de promover el respeto universal y efectivo de los Derechos Humanos y libertades fundamentales.

La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera, no se limita, ya que se ha convertido en un problema mundial.

Las desapariciones forzadas, que en su día fueron principalmente el producto de las dictaduras militares, pueden perpetrarse hoy día en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes.








El acoso de los defensores de los derechos humanos, los parientes de las víctimas, los testigos y los abogados que se ocupan de los casos de desaparición forzada.

El uso por los Estados de la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones.

y la todavía generalizada impunidad por la práctica de la desaparición forzada.

Debe prestarse también especial atención a los grupos de personas especialmente vulnerables, como los niños y las personas con discapacidad.

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General, en virtud de la resolución, expresó su preocupación, en particular, por el aumento de las desapariciones forzadas o involuntarias en diversas regiones del mundo, como los arrestos, las detenciones y los secuestros cuando son parte de las desapariciones forzadas o equivalen a ellas, y por el creciente número de denuncias de actos de hostigamiento, maltrato e intimidación padecidos por testigos de desapariciones o familiares de personas que han desaparecido.




© 2019 ECSaharaui

Publicar un comentario

0 Comentarios