El rey de Marruecos sigue empeñado en quebrar la legalidad internacional

● Flojo discurso de Mohamed VI, marcado por el descontento social en Marruecos.

Rabat, 29 Julio de 2019. -(ECSaharaui)

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 




"Me dirijo a ti (mi querido pueblo) en el día de hoy, con el fin de renovar el compromiso que comúnmente hemos asumido, a fin de hacer realidad una decisiva mutación histórica para completar el proceso de edificación del Estado de derecho y de las instituciones democráticas", así arrancó el discurso del monarca que conmemora sus 20 años de reinado.

El rey de Marruecos Mohamed VI cumplió hoy 20 años al frente del trono, y lo celebra este año sin que exista en el país una clara visión de su reinado.

Las celebraciones por el 20º aniversario dan comienzo hoy con un discurso adelantado.

El monarca terminará mañana con la ceremonia de la "beiaa" o pleitesía, que por obligación los marroquíes deben rendir a Mohamed VI todos los cargos electos o designados del país.

En la mitad de su "incongruente" discurso, Mohamed VI habló del Sáhara Occidental ocupado como un tema que preocupa a Rabat. El monarca reivindicó su antigua propuesta: "el plan de autonomía" para la antigua colonia española afirmando que Marruecos permanecerá en "su Sáhara" y que cualquier solución debe ser dentro de esta propuesta.

Mohamed VI dedicó gran parte de su discurso a las inversiones y los proyectos en país. El monarca ha prometido inaugurar nuevos proyectos pidiendo al primer ministro de Marruecos Saadeddine Othmani asumir todas sus responsabilidades de hacerle llegar todas sus propuestas sobre el enfoque de su nuevo Gobierno respecto a las inversiones.

"Las riquezas no llegan a todos los ciudadanos", dijo. El monarca fue muy propio en su discurso de hoy cuando hizo una usual autocrítica sobre otra cuestión distinta.

Mohamed VI, reivindicó lo que considera "victorias" en la Unión Africana, Unión Europea y en la escena internacional respecto a la cuestión del Sáhara Occidental. El monarca reprocha a Argelia el estancamiento del conflicto en la antigua colonia española y solo ofrece su antiguo plan de autonomía, propuesto por Marruecos en 2007. El soberano dijo que cualquier solución debe ser dentro de las Naciones Unidas (en alusión a la posible participación de la Unión Africana).

En este año, y a diferente de los años anteriores al calor del "Hirak del Rif", miles de marroquíes se manifestaron en las calles de las grandes ciudades del país contra la situación de descontento que reina en el país "criticando la mala situación social que viven en Marruecos. 


Colonia española.

El Sáhara Occidental fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de 1975, que Los Acuerdos establecían una
Administración temporal tripartita.

Tras una larga guerra que duró 16 años, el Frente Polisario expulsó militarmente a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la salvaje represión. Entonces comenzó la colonización marroquí del territorio.

En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso), pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación —Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes— han impedido la consulta. Ahora 190.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, Argelia.