El régimen marroquí bajo críticas, ha creado una "atmósfera de represión y horror·en el Sáhara Occidental

Madrid, 28 Julio de 2019. -(ECSaharaui)


Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Niño saharaui rodeado de policías marroquíes/foto de Smara News


Marruecos ha sido acusado de crear una "atmósfera de opresión y horror" en el Sáhara Occidental, luego de que una joven saharaui fuera brutalmente asesinada a manos de la Policía marroquí y decenas resultaran gravemente heridos en medio de una violenta represión que comenzó cuando el pueblo saharaui salió a las calles de El Aaiún para celebrar la victoria histórica de la selección argelina en la Copa Africana de Naciones (CAN).




La violencia ha llevado al Frente Polisario, un movimiento de liberación que representa al pueblo saharaui saharaui, a pedir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exija a Marruecos que rinda cuentas de lo que describió como una "política de represión sistemática" en el territorio en disputa.

El pasado 19 de julio, los fanáticos del fútbol saharaui inundaron el ancho bulevar de Smara, la avenida principal que traviesa El Aaiún, la ciudad más grande del territorio ocupado por Marruecos, para cantar "un, deux, trois, viva Argelia" y levantar la bandera argelina, poco después de que la selección nacional del país venciera a Senegal en la copa final.

Como partidario clave de las demandas de autodeterminación del pueblo saharaui, Argelia es vista positivamente por los saharauis y también alberga a decenas de miles de refugiados saharauis.

Horas antes del partido, la policía marroquí había establecido barricadas y controles en el bulevar antes del partido e inundaron las cafeterías para impedir la salida de los saharauis para festejar el triunfo argelino.

Pero el estado de ánimo comenzó a cambiar cuando algunos fanáticos comenzaron a ondear la bandera de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y gritaron por su autodeterminación, una demanda saharaui rechazada y por Marruecos que ocupa militarmente la gran mayoría del territorio del Sáhara Occidental.




Mansour Mohamed Moloud, un testigo ocular y activista de la Fundación Nushatta pro-saharaui, en declaraciones a MEE, dijo que, antes que los saharauis sacaran sus banderas y correar sus consignas, la policía comenzó a lanzarles piedras, entonces los manifestantes respondieron de la misma manera.

“Al principio hubo provocación por parte de la policía. Trataron de reprimir. De repente, comenzaron a apedrear a los manifestantes saharauis, lo que provocó la misma reacción de los manifestantes”, afirmó Moloud de la Fundación Nuchatta.

Los enfrentamientos continuaron durante la noche y hasta la madrugada, agrega Moloud, mientras las fuerzas de ocupación marroquíes disparaban gases lacrimógenos y balas de goma y usaban cañones de agua.

Las imágenes difundidas de los enfrentamientos muestran el momento en que las fuerzas armadas marroquíes avanzaron en una línea para tomar el control del bulevar, lanzando balas de goma y munición real.



"Me sentí muy enojado, este fue el comienzo de los disturbios y cargas policiales. El conflicto nos está matando.

- Mansour Mohamed Moloud, Fundación Nushatta

La grieta de los disparos se puede escuchar en el mismo vídeo publicado por la Fundación Nushatta, que documenta los abusos en el territorio y afirma que la policía marroquí disparó balas de goma y disparos varias dispares de fuego real para dispersar a los manifestantes.




Los cuerpos ensangrentados y los manifestantes que evaden el humo ahogado de las latas de gas lacrimógeno se pueden ver en otras imágenes, también difundidas por Equipe Media, Bentili y Maizirat.


_________________________
La prensa española silenció el asesinato de una joven saharaui por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes

La imagen puede contener: una persona, primer plano
________________________



Alrededor de la 1:00am (12.00 GMT), la joven Sabah Azman, de 24 años, fue atropellada intencionalmente por dos vehículos policiales en la misma avenida, cuando una ambulancia la trasladó, Sabah muere en la puerta del hospital.

Moloud, que la conocía personalmente, cree que fue un objetivo deliberado, mientras la policía luchaba para sofocar a los manifestantes. "Los vi tratando de atropellar a los manifestantes", dijo. Datos que pueden verificar en los vídeos difundidos.

Según la Fundación Nuchatta, al menos 200 personas han resultado heridas, muchas de ellas en estado crítico, incluido un hombre que también fue atropellado por un vehículo de las fuerzas de ocupación marroquíes.



Seis casas han sido allanadas y más de una docena de personas, entre ellas cuatro menores, han sido arrestadas por los servicios secretos marroquíes, dijo la Nuchatta. Cuatro han sido puestos en libertad mientras que 14 esperan juicio.

Moloud, quien afirmó que esta fue la peor violencia que sacudió el territorio en varios años, dijo que los activistas saharauis se han escondido por miedo. Huele terror y muerte.

“La gente tiene miedo, han dejado de caminar por las calles, se están escondiendo. Todos han apagado sus teléfonos", dijo.




'Acto peligroso'

La violencia se produce en medio de un callejón sin salida en las negociaciones dirigidas por la ONU para resolver reclamos en conflicto por el territorio denominado "la última colonia de África".

Marruecos considera al Sáhara Occidental, rico en peces y fosfatos, como parte de sus "provincias del sur", después de que Rabat lo invadiera y ocupara después de que la España colonial se retirara en 1975.

Un alto el fuego en 1991 puso fin a la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario con la creación de MINURSO, una fuerza de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, que aún no ha cumplido con su mandato establecido para implementar un referéndum sobre la autodeterminación.

La República Árabe Saharaui Democrática, proclamada por en 1976, tiene el control de un tercio del territorio escasamente poblado y goza de un modesto reconocimiento por parte de la comunidad internacional.

Si bien ningún Estado ha reconocido formalmente la reclamación de Marruecos, goza de un fuerte apoyo de Francia y de Estados Unidos, dos miembros permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El 22 de mayo de 2019, el proceso de paz recibió un duro golpe cuando Horst Kohler, el enviado de la ONU que encabezó el proceso de paz, abandonó su puesto después de dos rondas de negociaciones en Ginebra. El Frente Polisario afirmó que se había ido debido a la presión política y no por problemas de salud, como había afirmado.




En una carta al Consejo de Seguridad, el representante del Frente Polisario en las Naciones Unidas, Mohamed Sidi Omar, describió la represión de Marruecos contra los fanáticos del fútbol "como parte de su política sistemática de represión en el Sáhara Occidental ocupado" y pidió al alto órgano de decisión internacional que "Condena a Marruecos" la responsabilidad por las consecuencias de este acto peligroso y por los crímenes atroces perpetrados por sus fuerzas de seguridad contra la indefensa población saharaui”.

"La respuesta de las autoridades marroquíes es siempre tan violenta... una atmósfera de opresión y rienda de terror en el territorio durante días, semanas y, en muchos casos, durante meses", afirma Malainin Lakhal. - Melainin Lakhal, diplomático saharaui en África.

Omar hizo un llamado al personal de mantenimiento de la paz de la MINURSO para que "opere de acuerdo con los estándares básicos aplicables a todas las demás en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, incluida la capacidad de monitorear, proteger e informar sobre la situación de los derechos humanos".

Melainin Lakhal, un diplomático de la República Democrática Árabe Saharaui (RASD) con sede en Botswana, quien también es sobreviviente de una desaparición forzada en las cárceles marroquíes, dijo a MEE: "La respuesta de las autoridades marroquíes es siempre tan violenta que siempre hay víctimas graves y una atmósfera de opresión y rienda de terror en el territorio durante días, semanas y, en muchos casos, durante meses ".




“Marruecos no puede gozar de la impunidad para siempre. "Es una fuerza militar de ocupación que abusa de los derechos y recursos de otro país y debe detenerse", denuncia Lakhal.

Por otra parte, el pasado martes, Mohamed Salem Ould Salek, ministro de Relaciones Exteriores de la RASD, instó a la ONU a que convocara un referéndum en el territorio y acusó directamente a París de bloquear el progreso en el Consejo de Seguridad.

"La comunidad internacional debe ser consciente de que es muy difícil mantener al pueblo saharaui en espera y que esto ha generado una profunda frustración entre todos los saharauis", recalcó Salek.

"Esto debe tenerse en cuenta antes de que sea demasiado tarde", concluyó el jefe de la diplomacia saharaui.