Aisha, de 5 años de edad, murió abandonada tras Israel rechazarle el acompañamiento de sus padres



Madrid, 10 Junio de 2019. -( El Confidencial Saharaui) 

Por Elhadj Mohamed Lamin/ECS


La pequeña Aisha/ Oumma

Mientras los sionistas celebraban en Tel Aviv con todas las personalidades que piensan que son "artistas", y que probablemente habrían estado cantando para el ocupante durante la Segunda Guerra Mundial, la pequeña palestina Aisha, de 5 años de edad, Murió sola en el hospital de Jerusalén, las autoridades israelíes prohibieron a sus padres acompañar a la pequeña.


A Aisha, quien estaba viviendo en Gaza y sin documentación reconocida por el ocupante, bajo el bloqueo israelí, y por lo tanto no podía curarse de su cáncer cerebral, finalmente, y tras tres semanas de papeleos, se le permitió salir de Gaza para someterse a una cirugía en Jerusalén. La pequeña murió sin la compañía de los padres en el hospital.

La pequeña Aisha murió el pasado 17 de mayo sin sus padres a quienes Israel se había negado a acompañar a su hija y estar a su lado en sus difíciles momentos.

El caso de la pequeña Aisha



Era el viernes 12 de abril. Por la tarde, Aisha se despertó y volvió a la vida. Les dijo a sus padres que el dolor se había ido. Sus padres tienen un video en el que aparece jugando tras la operación para introducirle el tubo.

Su padre, Wisam Al-Lulu, de 37 años, y su madre, Muna Auad, de 27, lo cuentan desde el balcón cerrado de su casa en el campamento de refugiados palestinos de Bureij. La pareja tiene otros tres hijos pequeños. De vez en cuando, alguno de ellos, Ribka, de 4 años, o Hasan, de 2 y medio, trepan por el regazo de su padre o de su madre y se acurrucan en sus brazos.


Su padre Wisam es graduado en gestión de empresas por la Universidad de Gaza. Se vio obligado a cerrar su pequeña tienda de alimentación porque no había clientes y, de todas formas, necesitaba los productos para alimentar a su propia familia. Desde entonces, los únicos ingresos de la familia han sido los subsidios que reciben de los organismos de socorro.

La Franja de Gaza se encuentra asediada ya que durante los 13 últimos años las autoridades israelíes prohibieron a los periodistas israelíes entrar en Gaza, con excepción de los integrados en las Fuerzas de Defensa Israelíes durante las invasiones.

Las autoridades israelíes ingresaron la pequeña, sin compañía de sus padres, a un hospital de Jerusalén. Sus padres no sabían nada de ella hasta que le comunicaron desde Tel Avive que Aisha murió en el hospital. Su madre sigue hasta ahora en su silencio, desde que supo que su hija ya no está, no ha vuelto hablar.