Si la ONU no actúa con firmeza, es inminente una nueva guerra en el Sáhara.

Madrid, 06 abril de 2019. -( El Confidencial Saharaui)

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 


Durante maniobras militares 

No se puede esperanzar en la buena voluntad del Majzen marroquí. No existe buena voluntad en este régimen opresor. Este, es cruel y sanguinario. El pueblo saharaui ya dio cientos de miles de mártires por la autodeterminación y la independencia del Sáhara Occidental.



Las horas a partir de aquí están en cuenta regresiva tras la dimisión del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental. Son de inmenso riesgo. No se puede esperanzar en la buena voluntad del régimen de Mohamed VI. No existe nunca buena voluntad en este régimen que mató y sigue matando a miles de saharauis y sus propios ciudadanos.

El Ejército de Marruecos ha reforzado su presencia militar en varias partes del muro militar defensivo. El Real Ejército de Marruecos está construyendo otros muros nuevos paralelos al que ya existe; un muro de 80 kilómetros en Mahbes, norte del Sáhara Occidental, y dos en el extremo sur del Sáhara Occidental en el límite con Mauritania, en Bir Ganduz, según el último informe del secretario general de la ONU.

Guterres ha informado, además, de la movilización de las fuerzas marroquíes, en tres zonas restringidas de tropas militares; 16 puestos en Bir Ganduz y otros cuatro en Mahbes y Um Draiga. La ONU, que se mueve en vehículos todo terreno que llevan el logo de esa organización internacional, ha denunciado la presencia militar de tropas de reconocimiento y la construcción de estos muros. Además el Ejército de Marruecos desplegó en la localidad saharaui de Bir Ganduz tanques de guerra y morteros, alertaron las Naciones Unidas en su informe.



Los objetivos de la concentración de tropas marroquíes en el Sáhara Occidental son bien conocidos, Marruecos, que ocupó militarmente esta franja de la África occidental, no piensa retirarse. Se cree que el ejército marroquí ha destacado en la "zona" a sus mejores hombres y que los militares están comandados por los oficiales de máxima graduación de las FAR.

Marruecos hace oídos sordos a la ONU

Durante el período cubierto por el informe, la misión de la ONU descubrió 16 puestos militares marroquíes desplegados en un área restringida, a unos 15 KM del muro de terraplén en Bir Ganduz.

Como recordatorio, las áreas restringidas están sujetas a varias restricciones, particularmente relacionadas con las actividades y el refuerzo de las infraestructuras militares.

El hallazgo de la Minurso eleva a 29 el número total de nuevos puestos descubiertos hasta ahora en la región, mientras que otros 38 puestos del Real Ejército de Marruecos se han descubierto en dos regiones distintas cerca de Um Dreiga, también ubicadas en una área restringida, según el informe.

El grupo de trabajo sobre las violaciones dijo que cada uno de estos puestos supone una grave violación del acuerdo militar N° 1, dijo el secretario general de la ONU, y agregó que estas violaciones han sido señaladas repetidamente a la atención del Consejo de Seguridad de la ONU.



Consecuentemente, el Consejo de Seguridad debe calibrar como debe ser estos hechos sin caer en el derrotismo. Por supuesto esto no es ninguna desesperación. De hecho se han logrado significativas victorias en la UA, ONU y en la Unión Europea. Pero aquello no basta, hay que dejar bien claro que el régimen marroquí va utilizar todos los medios a su alcance para hacer fracasar las negociaciones y quedarse con muros construidos y tropas concentradas.