El proyecto del gasoducto entre Nigeria-Marruecos muerto y enterrado, según FITCH RATINGS.

Argel, 16 febrero de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Prrsiente de Nigeria y Mohamed VI/ agencias 


Obsesionado por su vecino del este, el Majzen dibuja todos sus proyectos sobre los ya lanzados por Argelia, su principal rival en el norte de África. Ha sido en esta, como en otras cuantas, una fallida estrategia que entró en juego tras el anuncio del proyecto del gasoducto que conecta Nigeria con Marruecos en un intento inútil de intentar abortar otro proyecto similar, que tenía previsto pasar por Argelia.

Los expertos marroquíes ahora están más que convencidos de que la aventura en la que el régimen monárquico de Rabat quería participar por pura obstinación, solo puede ser abandonada. En Rabat, se estima que "ha llegado el momento de cuestionar la viabilidad del controvertido proyecto".

En este sentido, los escépticos se refieren a un informe reciente de la agencia de calificación financiera internacional (Fitch Ratings) recogido por Algeripatriotique. Según esta organización estadounidense, es "difícil incursionar en el mercado europeo donde Rusia, Noruega y Argelia están bien establecidas".

"Si bien la creciente demanda de gas en Europa puede ser particularmente interesante para el gasoducto Nigeria-Marruecos, este mercado sigue siendo muy competitivo. De hecho, sería técnicamente difícil para el gasoducto realizar una incursión en este terreno donde están bien instalados Rusia, Noruega y Argelia, sin mencionar las ambiciones egipcias. "Estos exportadores tienen contratos de entrega a largo plazo con países europeos, que se extienden por una docena o incluso veinte años", añade la organización americana calificadora.

El proyecto presentado por el régimen de Rabat, se remonta a diciembre de 2016, cuando el Rey de Marruecos y el Presidente de Nigeria firmaron dos memorandos de entendimiento, cuyo objetivo es la construcción de un gasoducto de más de 5.000 km para conectar las dos naciones. Sin embargo, tan pronto como el estudio de factibilidad se hizo público en 2017, varias ONG expresaron su oposición a este gasoducto cuya parte costa afuera "podría tener efectos perturbadores en la vida silvestre marina debido a los riesgos de fuga y corrosión que son en general se enfrentan tuberías submarinas". Estas ONG temen que el gasoducto "destruya los medios de vida de millones de personas debido a las actividades de pesca en aguas regionales".

En 2016 las dos partes firmaron tres acuerdos de cooperación relacionados con la construcción de un gaseoducto, la formación de técnicos en el ámbito de la agricultura, y la creación de una plataforma industrial en Nigeria para la producción de amoniaco y sus derivados.

El proyecto, en un principio, se llevaría a cabo mediante una extensión hasta Marruecos del gasoducto que ya une Nigeria, Benin, Togo y Ghana desde 2010.

Mohammed VI puede consolarse construyendo su torre, que quiere ser la más alta de África. Otro proyecto extravagante que matará aún más de hambre a un pueblo marroquí agotado por el reinado de una monarquía depredadora.

Publicar un comentario

0 Comentarios