Bolton asegura que el caso del Sáhara Occidental es su "ejemplo favorito".


Washington, 13 de diciembre 2018. (El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 


John Bolton durante el coloquio Heritage/ agencias 


La nueva estrategia del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para África se centra en contrarrestar la creciente influencia de China y de Rusia, y adoptar un nuevo enfoque de "línea dura" en lo que el Asesor de la seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, describió como ayuda fallida de los Estados Unidos de América y apoyo de las Naciones Unidas para el mantenimiento de las operaciones de paz en el continente africano, informa Fox News.

"Desafortunadamente, miles de millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses no han logrado los efectos deseados. "No han detenido el flagelo del terrorismo, el radicalismo y la violencia", dijo Bolton. Y añade: "Y no han impedido que otras potencias, como China y Rusia, instalarse en el continente africanos para aumentar su poder e influencia".

"De ahora en adelante, los Estados Unidos no tolerarán este patrón de ayuda de larga data sin resultados, la asistencia sin responsabilidad y las operaciones sin reformas", recalca.

En particular, señaló, durante la rueda de prensa, que la fuerza de mantenimiento de la paz para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) ha estado allí desplegada durante 27 años, y él mismo ayudó a redactar el mandato en 1991 cuando trabajaba en el Departamento de Estado como Subsecretario para Organizaciones Internacionales.

Bolton ha asegurado durante el coloquio que el caso del Sáhara Occidental es su "ejemplo favorito" en cuanto a las repercusiones que puede tener una misión de paz internacional, en la medida en que, con ellas, existe el riesgo de que se acabe el "pensamiento creativo".

"El éxito no es simplemente continuar la misión", ha añadido, en alusión a las sucesivas renovaciones de mandato que suele ir aprobando el Consejo de Seguridad de la ONU. En el caso de la MINURSO, la última prórroga, de seis meses, se aprobó a finales de octubre.

Tanto el presidente Trump como la embajadora saliente de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, han dicho que los Estados Unidos no contribuirán más del 25 por ciento al presupuesto global de mantenimiento de la paz para el próximo año, un presupuesto que el ejecutivo Trump ha presionado para que disminuya.

Estados Unidos actualmente dedtina el 28.47 por ciento del presupuesto de 6.7 mil millones de dólares. Se espera que las negociaciones presupuestarias en la ONU para el presupuesto del próximo año se completen a finales de este mes de diciembre.

En sus declaraciones, Bolton dijo también que los EE.UU solo apoyarán "operaciones efectivas y eficientes, y buscará simplificar, reconfigurar o terminar misiones que no puedan cumplir con su propio mandato o facilitar una paz duradera en el terreno".

Como parte de su "constructiva" estrategia para África, Bolton recalcó que la nueva estrategia de la administración Trump ayudaría a los países africanos a tomar el control de sus propias necesidades económicas y de seguridad.

Publicar un comentario

0 Comentarios